Medios, Política / 31 de octubre de 2017

Quién es Rosner, el empresario que compró Indalo a Cristóbal López

El canal C5N queda para un amigo PRO. El factor Cardenal Newman.

Por

El martes 24 por la mañana, Ignacio Rosner se apersonó en la Casa Rosada para contar los detalles de la compra del Grupo Indalo por parte del fondo de inversión OP Investments, radicado en Estados Unidos y manejado por el propio Rosner. Cruzó por el patio de Las Palmeras y miró con curiosidad: era la primera vez que entraba a la sede del poder argentino. Luego pasó por la galería principal y se dirigió al primer piso por la escalera. No le costó subirla porque es amante de las carreras de aventura y a sus casi 60 años se conserva muy bien. Rosner fue recibido por José Torello, a quien conoce del colegio Cardenal Newman, donde ambos estudiaron durante la misma época. Torello es dos años menor.

Un dato llamativo: al cierre de esta edición, la reunión no había quedado asentada en el registro de audiencias de la Casa Rosada, aunque sí había otras reuniones de ese mismo día.

Durante el encuentro, Rosner contó sus planes con el grupo Indalo, los detalles de la operación y la idea a futuro. En el Gobierno también expresaron su interés por la deuda de más de 8.000 millones de pesos en impuesto de Oil Combustibles que mantiene ese grupo.

Los intereses de Rosner en las empresas de Cristóbal López están puestos en los negocios petroleros, la constructora y la planta de carbonato de sodio que tienen en la Patagonia, porque los considera estratégicos. En el Gobierno también interesa el futuro de C5N y Radio 10, los dos medios insignias del grupo. Según pudo saber NOTICIAS, a Rosner estas empresas no le interesan demasiado y mucho menos las editoriales y medios pequeños que Indalo tiene (o tenía) en la Patagonia. A Cristóbal López tampoco le interesaban los medios. Una fuente que participó de negociaciónes con gerentes de Indalo se hizo la siguiente pregunta: ¿y si el comprador es Cristóbal, pero con un fronting? La especulación nace debido a que hacer el due diligence de un complejo grupo económico como Indalo podría llevar meses o hasta un año. La otra pregunta que surge es: ¿el análisis de las finanzas se hizo a la par de la negociación con otros interesados como Orly Terranova?

Según contó el diario La Nación, desde el estudio Salaverri, Dellatorre, Burgio & Wetzler Malbrán ya tomaron control del grupo. Se especuló con que entre los compradores de Indalo, además de Rosner, podría estar el empresario Marcelo Mindlin, dueño de Pampa Energía, porque es uno de los clientes más importantes de ese estudio.

Composición. El Grupo Indalo está integrado, según comunicaron desde OP Investments, por unas 170 empresas, entre las cuales se destacan Oil Combustibles, la constructora CPC, la productora de carbonato de sodio, Alcalis de la Patagonia, empresas alimenticias, el banco Finansur y también la compañía de seguros La Providencia.
Además de la millonaria deuda con la AFIP, Indalo mantiene una fuerte deuda con sus proveedores. Tiene cheques rebotados por alrededor de 188 millones de pesos.

En un comunicado emitido por el grupo inversor se afirmó que “la operación tiene por objeto generar valor y crecimiento en las empresas adquiridas, lograr la sustentabilidad a largo plazo, invertir en la expansión de los negocios estratégicos, garantizar la fuente de trabajo de sus aproximadamente 4.000 empleados directos y 8.000 indirectos, y atender a las obligaciones fiscales y previsionales con la AFIP y demás deudas existentes”.

El acuerdo fue firmado el pasado 20 de octubre y ya están trabajando en un plan de reestructuración general de la empresa que incluye -y aquí viene lo más importante- asistencia financiera para poder levantar el déficit que enfrenta el grupo; la recuperación del crédito corporativo; venta de activos no estratégicos e inversión en los negocios principales.

El plan de negocios y los detalles de la venta aún no fueron presentados en el juzgado de Julián Ercolini, quien decretó la inhibición de los bienes de López. En la AFIP tampoco recibieron nada. Pero según informó la propia empresa, los veedores del grupo ya informaron al juzgado sobre estos movimientos. La próxima semana los abogados Santiago Dellatorre y Damián Burgio, representantes legales del grupo inversor, irán a visitar a Ercolini.

Clarín. Rosner trabajó en el Grupo Clarín entre 1995 y 2005. Estuvo en el área de nuevos negocios y también ocupó cargos en empresas como CTI, cuando estaban dentro del grupo. Antes, se desempeñó en la empesa Sideco Americana, propiedad de la familia Macri. Allí también trabajó durante diez años.

Rosner, además de haber estudiado en el colegio Cardenal Newman, la misma institución a la que fue el Presidente y buena parte de su equipo, también comparte amigos dentro del PRO. Es un simpatizante del gobierno de Cambiemos y no lo oculta en sus redes sociales, donde ha posteado fotos de Mauricio Macri. En el comunicado oficial se aclaró que la operación no incluía los activos de vinculados al juego de azar, porque solo comprende al Grupo Indalo. La empresa Casino Club de la cual Cristóbal López era socio era un negocio personal del patagónico, por el cual se ganó el apodo de “zar del juego”. López vendió su participación en esa empresa a sus socios Ricardo Benedicto y Juan Castellanos por unos 60 millones de dólares, de los cuales ya se pagaron 22 millones de contado y los 38 millones restantes se abonarán en un plazo de cuatro años. Esto significa que uno de los empresarios que más creció durante el kirchnerismo acaba de liquidar todas sus empresas. Ahora solo le quedan sus millones… Y el amor de la modelo Ingrid Grudke.