Economía, Empresas / 28 de diciembre de 2017

Tendencia más allá de la Navidad: de compras en los e-shoppings

Mercado Libre, OLX y Linio crecen, mientras esperan que Amazon llegue en 2019 o 2020.

Por

Un marketplace es un shopping digital, gran cantidad de marcas reunidas en un sitio web como locales de un centro comercial tradicional. Mercado Libre, OLX, Avenida o Linio son los nombres propios de este comercio que no para de crecer, sobre todo en estas fiestas.
Según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), la compraventa online facturó 102.700 millones de pesos en 2016 a partir de 47 millones de órdenes de compra, 24% más que el año anterior. Para la consultora WorldStat, “el 80% de los argentinos, unas 19,7 millones de personas adultas, usa Internet; y 90% de los conectados compró online alguna vez”. La Argentina es uno de los países más desarrollados de América Latina en e-commerce, comenta Gustavo Sambucetti, presidente de CACE.
Mercado Libre es protagonista. La empresa fundada por Marcos Galperin en 1999, se ubica entre los 50 sitios con mayores visitas del mundo. Como si fuera poco, en el tercer trimestre de 2017, aumentó 60% sus ventas netas, a 370 millones de dólares y logró vender 74,2 millones de productos, 56% más que en 2016.
Sean Summers, vicepresidente de Mercado Libre, asegura que su estrategia de negocios en la Argentina “es igual a la de Brasil o México, se basa en la obsesión por mejorar el servicio de usuario”. Por eso, le gustaría que cada vez sea más corto el plazo entre la compra y la recepción del producto: “La innovación de la industria pasará por ver cómo aplicamos tecnología para reducir esa brecha y sus costos”, reconoce.
Otras variantes, mismos resultados. A diferencia de los retailers que venden online, los marketplaces no suelen tener stock propio, sino que agrupan a los retailers más destacados en un sitio, ampliando la variedad de oferta de productos. Sin embargo, existe un modelo mixto de e-commerce donde se ubica Linio. “Contamos con stock propio para los productos de las categorías más vendidas (tecnología y computación, belleza y cosmética, accesorios de moda y libros), que representan menos del 10% del catálogo, pero son responsables del 40% de la venta”, cuenta Matías Casoy, country manager de Linio. Esta empresa argentina fundada en 2014 y con presencia en en otros ocho mercados creció al 100% en estos tres años y espera facturar 250 millones de pesos en 2017. “Nuestra estrategia se basa en desarrollo de las categorías más demandadas (celulares, notebooks, belleza, moda), precios más bajos del mercado y rápido envío con bajo costo”, dice Casoy.
OLX tiene su modelo. “A diferencia de un marketplace tradicional, no intervenimos en la transacción, sino que contactamos a las personas mediante nuestra plataforma, sin cobrar comisión”, aclara Valeria Landi, country manager de OLX. El usuario publica gratis sus anuncios, pero si desea vender más rápido o destacar su publicación, paga.
OLX también nació en el país, hace 10 años, aunque empezó sus operaciones en mercados más grandes como Brasil o India. “Hace cuatro años trajimos la plataforma a la Argentina y estamos invirtiendo fuerte, con mucha penetración en el interior, donde somos líderes en publicaciones de usados, automóviles e inmuebles”, sostiene Landi.
La empresa está presente en 40 países, registra 304 millones de usuarios activos y a su plataforma se suben 60 millones de productos por mes. Para Landi, “el hábito de compraventa de usados está más desarrollado en la Argentina que en otros países de la región y la gente está perdiendo cierto miedo a comprar por Internet, por lo que el negocio seguirá creciendo”.
Amazon y el desafío logístico. Los especialistas pronostican que el comercio electrónico en la región crecerá en promedio 20% hasta 2020. En la Argentina, este comercio representa el 3% del total. En Estados Unidos o Corea del Sur, el 8% y el 17%, respectivamente.
“Comercios que sólo vendían online sus propios productos abren las puertas digitales a otros vendedores que completan sus catálogos en categorías que no ofrecían. Por eso, la tendencia se orienta a marketplaces regulados, como el caso de Amazon”, ejemplifica Casoy.
Precisamente, en los últimas meses se habla mucho de una posible llegada de la empresa de Jeff Bezos al país y el consecuente impacto para los protagonistas locales. Sin embargo, algunos especialistas sostienen que, aunque sería una movida lógica de Amazon, el desembarco no se produciría antes de dos o tres años, tiempo en el cual se enfocaría a consolidar plazas más grandes donde ya opera, como México y Brasil. Incluso, hay quien espera que se instale en Chile, un mercado más pequeño pero ordenado, antes que en la Argentina, donde ciertas particularidades como la logística dificultarían su modelo basado en breves tiempos de entrega. La Asociación Latinoamericana de Logística ubica al país como el más caro de la región en operaciones, un 25% arriba de Brasil.
“Nos encanta competir y lo hacemos con Amazon en otros mercados”, responde Summers. “Los tiempos de entrega locales no son tan buenos y los costos están por encima de la región. Ahora tratamos de usar la mayor cantidad de operadores logísticos y los ayudamos a mejorar a través de la tecnología de Mercado Libre.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *