Personajes / 13 de abril de 2012

Alfredo Piro (39)

“Creo mi identidad, no soy una fotocopia”

Cantante y compositor, el hijo de Susana Rinaldi y Osvaldo Piro lanza su cuarto disco. Casualidades, entre Piazzolla y David Bowie.

Me encantaría armar un tango con Patti Smith. No bien llegó a la Argentina quiso actuar en el Tortoni, ir a las librerías y buscó material de Borges, Marechal y Sabato

D el rock al tango. En ese tránsito que no es lineal, que incluye curvas, esquinas y cortadas por otros géneros, está el hilván de su amor por la música, genéticamente instalado en su memoria celular. Porque Alfredo es hijo de Susana Rinaldi y Osvaldo Piro. Cantor e incipiente compositor, actuó con orquestas prestigiosas como la de Música Argentina Juan de Dios Filiberto, la de la Ciudad de Buenos Aires y la de Música Ciudadana de Córdoba; grabó tres discos como solista y presentará el cuarto, “Una vuelta más” –con tangos, milongas y valses– en el bar notable Los 36 Billares.

Noticias: Nació casualmente en Mar del Plata y, casualmente, allí debutó cantando tangos en 1996. ¿Cree en las casualidades?

Alfredo Piro: Lo del tango no fue tan casual, fue una búsqueda. Lo del nacimiento, mmm… casual, aunque previsible, ya que mis viejos estaban con la cuarta temporada de Magoya, su local marplatense. Y ahí se vino el parto. Cuenta mamá que la noche anterior estuvo en una casa y que fue la única vez que cantó “Íntimas”, ¡casualmente, uno de mis tangos favoritos!

Más información en la edición impresa de la revista