Menú
Radio / 13 de abril de 2012

radio

El diván de Shakespeare

“Ciclo de ópera, arte, literatura y psicoanálisis. La creación poética de William Shakespeare”. Conducción y producción: Olga M. de Santesteban. FM 97.9, Radio Cultura, domingos, de 21 a 21.30 horas.

Por

Además de rendirle culto y de recurrir al psicoanálisis en forma reiterada, el cine y el teatro han interpretado y desollado a Sigmund Freud. Ahora mismo, en la Argentina, “las tablas” y la pantalla grande exhiben, respectivamente, “La última sesión de Freud” y “Un método peligroso”. Pero entonces, y si como suele decirse “el psicoanálisis ha muerto”, es notorio que las honras funerarias están yendo para largo…
No obstante, en esta oportunidad es la radio la que mejor representa a Freud. Y son mujeres (género que Freud llamó “continente negro del psicoanálisis”) quienes, lideradas por Olga de Santesteban cumplen una tarea magistral. Y lo hacen a través de las más grandes obras de las letras clásicas, como señalando que la literatura ha sido siempre el lenguaje natural de las pasiones.
En media hora, gracias al majestuoso William Shakespeare, este programa penetra hasta los ganglios de la cultura y, además de explicar al “fundador de la mitología inglesa” (frase de Santesteban), atraviesa aquello que el ciclo llama “el enigma de la feminidad”. La conductora, con voz cavernosa y en solo 25 minutos, enseña que en el siglo XVI estaba vedado que las mujeres subieran a un escenario y reseña el desempeño de aquellos varones que ascendían a las tablas para convertirse en Julieta, Ofelia o Desdémona.
Con la valiosa colaboración de Perla Cheb Terrab, Adriana Beuille y Liliana Berraondo, el ciclo enumera los hallazgos de Shakespeare. O sea: todo lo que no existía antes de ser creado por él. De sus reflexiones, por ejemplo, rescatan las siguientes: la inconsistencia del pensamiento, la soledad del poder o lo insondable de la mentira. Y, también, recuerdan qué palabras fueron creadas por el autor, en inglés, y luego vertidas al español: monumental, asesinar, sospechoso, y sombrío, entre muchas otras.
Durante varias ediciones, el programa viene develando a Margarita de Anjou, la seductora de la saga de “Enrique VI”. No es posible apuntar, en una sola página, la cantidad de brillantes interpretaciones que se formulan a partir de esta mujer que, de ingenua princesa de Francia, se transforma en sangrienta criminal de la Casa de Lancaster. Pero hay que resaltar, sí, el concepto final que según Santestaban une a Shakespeare y Jacques Lacan: “La mujer no tiene límites en el jugarse el todo por el todo en nombre de su goce”.
Para alcanzar la excelencia, las integrantes de este espacio solo deberían dar más importancia a la estética radial: cuidar la voz, no toser sobre el micrófono (!) y liberar la palabra (si están leyendo, que se note lo menos posible).