Política / 12 de agosto de 2012

Los nervios de Viviani en el Día del Niño

El líder del Sindicato de Peones de Taxi repartió juguetes en un Centro Social del gremio. Cuando dos periodistas quisieron hacerle preguntas los mandó a sacar con un patovica. Video.

Omar Viviani está trabajando a full para poder ganar terreno dentro de la CGT antimoyanista. El domingo día del niño se lo vio repartiendo juguetes en el centro social y recreativo “San Martín”, que tiene el Sindicato de Peones de Taxis, en Quintino Bocayuva 1274, debajo de la autopista 25 de Mayo (Ver Video).

Justo pasaba por ahí con el colega Pablo Blanco y nos acercamos a ver si podíamos hablar un poco de la actualidad política. No siempre se tiene la suerte de encontrar a un líder sindical de casualidad y “todo para uno solo”. Al líder de los taxistas se lo veía distendido y nos acercamos para dialogar, pero Viviani sólo quiso hablar del Día del Niño. “Le regalamos juguetes a más de tres mil chicos”, destacó y detalló que había pelotas de fútbol, muñecas y reproductores de mp3 de Hello Kitty.

Cuando le intentamos consultar por la actualidad política, su relación con Moyano y el aumento del GNC, no quiso responder y se escapó entre los afiliados del sindicato. De inmediato mandó a uno de los patovicas para que nos sacaran. “¿Quienes son ustedes? ¿Qué hacen acá?”, interrogó un muchacho de unos 90 kilos y de 1,80 metros de alto y nos invitó a retirarnos sin dar demasiadas explicaciones.

Mientras nos sacaban del lugar, adentro del Centro, los camaradas vestidos con camperas amarillas y negras saltaban y cantaban junto a Viviani canciones que lo candidateaban para Secretario General de la CGT y otras sobre el gremio.

Tras el faltazo de Antonio Caló a la reunión que tuvo Cristina Fernández con los líderes de la CGT oficialista, Omar Viviani había sonado como plan B para liderar el enfrentamiento con su ex aliado, Hugo Moyano. El problema surgió cuando en el programa de Lanata apareció un video en el que el taxista cuestionaba al Gobierno y La Cámpora. Los dichos de Viviani molestaron a Oscar Lescano (Luz y Fuerza), quién lo acusó de veleta. “A mí no me sorprende que hoy tenga un pensamiento y mañana tenga otro”, sentenció.

El enojo de Lescano con Viviani dejó entrever las fisuras que hay dentro de la CGT opositora, pero el taxista por ahora no quiere hablar de eso, ni de nada. Excepto de juguetes, claro.

En esta nota: ,