Política / 28 de junio de 2015

Florencio Randazzo víctima del bullying camporista

Por

randazzo
Atrás quedaron los días de anuncios y felicidad en compañía de la presidenta.

El frío del kirchnerismo es cruel. Lo sufrió en carne propia Daniel Scioli cuando pidió una actualización de las tarifas eléctricas. El propio Amado Boudou lo sintió cuando empezaron a aparecer las primeras repercusiones del affaire Ciccone. Quizás el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, no midió el impacto de lo que significa decirle que no a Cristina Fernández. A “Floro” le llegó el invierno.
Ni siquiera la conversación mano a mano con la Presidenta pudo llevar paz a las tropas K. En el corazón de La Cámpora avizoran que el rechazo de Randazzo a la candidatura a gobernador bonaerense es el puntapié inicial de un proyecto político propio para el 2017. “Florencio se creó su propia encerrona. Sabía que perdía. Sobreactuó porque fue la forma de encontrar una salida elegante”, aseguran en el entorno de La Cámpora.
No fueron horas sencillas para Randazzo. Primero tuvo que soportar el bullying mediático de algunos funcionarios. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, no tuvo problemas en relatar que llamó al ministro para intentar convencerlo de que depusiera su actitud y “se bajara de la moto”. Otro de los que lo vapuleó fue el secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien lo acusó de “hacerle daño” a la Presidenta.
No hubo respuestas. El ministro se refugió en su oficina. Sus allegados aseguran que no dejará su cargo antes de diciembre, tal como le prometió a Cristina. “Es parte del proyecto. Y va a seguir bancando a muerte a CFK. Vamos a cumplir con el compromiso de terminar todo lo que está en marcha”, aseguran sus allegados.
Además del frente externo, “Floro” debió tolerar reclamos en el frente interno. Una larga lista de dirigentes propios quedaron fuera del armado kirchnerista tras su rechazo a Cristina. Solo uno de ellos, su ex vocero Mario Caputo, pudo colarse como candidato a intendente de Azul. Pero no la tiene fácil, tiene tres listas del kirchnerismo como competidores.
Más allá de su futuro político, Randazzo deberá develar en los próximas semanas a quién votará en las primarias. ¿Será a Scioli, a quien calificó del candidato de las corporaciones?

Seguí a Francisco en Twitter: @franzoroza