Política / 20 de enero de 2017

Por qué Marcos Peña está en la lista negra del Papa Francisco

Por

Ida y vuelta. El gran afecto que se tuvieron es cosa del pasado.

Marcos Peña tiene una relación ambivalente con el Papa Francisco. Con un pasado que el jefe de Gabinete aún agradece al actual sumo pontífice y un presente que su familia lamenta.

Cuando todavía era Jorge Bergoglio a secas, el funcionario y su mujer lo visitaban asiduamente. Luciana Mantero, la esposa del jefe de ministros, no lograba quedar embarazada y el arzobispo les brindaba fe y contención.

Pero al jefe de Gabinete lo disgustó la actitud distante del Sumo Pontífice en el primer año de gestión presidencial de Macri. Y el Papa ahora también lo tiene cruzado, comentan fuentes del entorno gubernamental: no le perdona que tanto él como Durán Barba minimicen su importancia y el rol de la iglesia en el país. Su enojo es tan severo que pidió que Peña no fuese parte de la comitiva que lo fue a visitar al Vaticano en octubre del 2016, cuando Macri viajó con algunos funcionarios. Esta historia tiene un condimento especial: la madre de Peña es catequista y no puede entender cómo su hijo y el Papa ahora tienen tan mala relación.