Política / 3 de febrero de 2017

Alicia K no puede pagar los sueldos, pero reparte millones para fiestas

La gobernadora de Santa Cruz entregó esta semana más de 3 millones de pesos en subsidios para celebraciones provinciales. En sus discursos admitió que hay problemas para pagar a los empleados públicos.

La ciudad de El Calafate sigue siendo uno de los pocos bastiones de la resistencia kirchnerista. Allí gobierna el intendente K Javier Belloni, quien el martes 31 de enero recibió la visita de la gobernadora Alicia Kirchner. El motivo de la visita fue entregar un “aporte institucional” para la Fiesta Nacional del Lago, la celebración más importante de la ciudad.

La suma que entregó la gobernadora fue por $ 3.031.000, un generoso cheque si se tiene en cuenta que mientras hacía entrega del subsidio, se excusaba por los problemas financieros que atraviesa su provincia. “Hoy estamos funcionando en función (sic) de los ingresos diarios. Estamos administrando recursos escasos y esto hace que muchas veces los sueldos no se pueden pagar a término. Si tiene que ser desdoblado será, pero los vamos a pagar igual”, aclaró la gobernadora y aprovechó para criticar a su predecesor, Daniel Peralta, quien había gobernado la provincia bajo el sello del Frente Para la Victoria.

A pesar de los problemas financieros de la provincia, El Calafate tendrá una fiesta de nivel internacional. Tocarán Axel, Los Nocheros, Los Totora, Abel Pintos, Maluma, Miranda, Kapanga y cerrará el grupo mexicano Maná.

Al día siguiente, Alicia K recibió en Río Gallegos al intendente de Puerto Santa Cruz, a quien también le entregó un subsidio de $ 400.000 para una celebración con un nombre muy sugerente: la Fiesta del Róbalo. Aclaración: el róbalo es un pez bastante común en esas latitudes.