Menú
Sociedad / 7 de noviembre de 2018

Reclamos contra el ajuste en discapacidad

Distintas instituciones marcharon en Plaza de Mayo, con 123 sillas de ruedas vacías, para alertar sobre la crítica situación que atraviesa la atención a personas con necesidades especiales.

Foto: Juan Ferrari.

Bajo el lema “Hagamos visible lo invisible”, instituciones de todo el país vinculadas con la discapacidad convocaron a una protesta en Plaza de Mayo para denunciar la crítica situación por la que atraviesa la atención a personas con necesidades especiales.

A la marcha asistieron cientos de personas, entre familiares, pacientes y personal especializado, que dieron vueltas alrededor de la Pirámide de Mayo con 123 sillas de ruedas vacías y carteles con la leyenda: “No al ajuste en discapacidad”. Los organizadores entregaron también un petitorio al presidente Mauricio Macri en el que le pidieron que solucionara los problemas que tiene este sector tan vulnerable.

(Lea también: Ajuste 2019: llega a todo, excepto deuda y promoción de exportaciones)

Foto: Juan Ferrari.

Distintas organizaciones, aglutinadas en el Foro de Promoción y Defensa de los Derechos de las Personas con Discapacidad, exigieron que se diera marcha atrás con la baja de las pensiones no contributivas por invalidez; alertaron sobre los incumplimientos en el Programa Incluir Salud que está poniendo en riesgo la atención de las personas con discapacidad; solicitaron la regularización de los pagos de las prestaciones y la revisión de los aranceles a los profesionales que no aumentaron de acuerdo al costo de vida.

Foto: Juan Ferrari.

Hay instituciones que corren el riesgo de cerrar porque no pueden sostenerse. Los atrasos en los pagos continúan desde el año pasado y las familias están muy angustiadas porque las prestaciones se están cortando. Por ejemplo, a muchos chicos ya les sacaron el transporte porque no se les paga. No entregan pañales ni medicamentos”, explicó Elsa Mechanik de FENDIM.

Foto: Juan Ferrari.

La primera marcha de las sillas vacías se realizó en el 2001 cuando el país estaba sumergido en una crisis económica sin precedentes. “En aquel momento nos obligaron a realizar una marcha porque tampoco éramos escuchados por los funcionarios. Hoy estamos peor porque gracias a la lucha de ustedes, de 18 años, la sociedad argentina ha entendido la existencia de estos derechos. Falta que los respeten quienes tienen la función de hacerlo”, aseguró Darío Ramírez que integra AIEPEsA.

Foto: Juan Ferrari.

En medio de la Plaza de Mayo se armó una silla inflable gigante y los manifestantes portaban carteles y globos negros pidiendo por los derechos de las personas con discapacidad. “Estoy desesperada, ya no podemos más”, lloraba Marta, que es mamá de una niña con Síndrome de Down. Las organizaciones no se van a quedar quietas. Si no hay una respuesta urgente por parte del Gobierno preparan otra acción en la Plaza de Mayo para el 21 de noviembre.