Política / 8 de noviembre de 2018

Lázaro Báez: familia dividida en medio del juicio oral

Por

Hijos. Lázaro y Martín (a su derecha) mantienen una relación tensa. Leandro, el varón más chico, estuvo peleado con su hermano mayor. Los tres tienen abogados diferentes. Hijas. Melina Báez, la menor de los cuatro, también es parte del juicio. La única que habría mantenido una buena relación con su padre es Luciana (campera azul). Fotos: AFP y Cedoc

El juicio por la ruta del dinero K empezó y entre los protagonistas estelares están Lázaro Báez y sus hijos: Luciana, Martín, Leandro y Melina.

La familia, que durante años se movió unida y bajo el mando del patriarca, hoy está peleada. El mayor punto de conflicto sería entre Luciana, la hermana mayor, y el resto de los hermanos, con quienes ha tenido diferentes discusiones a lo largo del proceso. Entre los motivos de las peleas, cuentan allegados, estarían los negocios de Marcos Muller, ex esposo de Luciana, quien creó una firma dedicada a la exportación e importación de autos, camiones, máquinas agrícolas, motocicletas y cuatriciclos.

(Lea también: Los Báez: quién es quién en la familia más temida por Cristina)

Quien se lleva la mayor parte de los enojos es Lázaro Báez, a quien sus hijos le reclaman el mal presente que están pasando. Hasta hace unos ocho meses, la única que lo visitaba era su hija Luciana. Para entender esta grieta familiar basta con dos ejemplos. A finales de junio pasado falleció la madre de Lázaro y al velatorio no fue su hijo Martín, y en las fotos solo se lo ve a Leandro acompañando a su padre a llevar el cajón.

El otro ejemplo es el modo en que están organizadas las defensas del empresario de la obra pública K y sus hijos. Los Báez están divididos en tres grupos de abogados. Lásaro allá por julio cambió de defensor: antes lo asesoraba Maximiliano Rusconi (abogado de Julio De Vido y Diego Lagomarsino, entre otros) y ahora lo representa Víctor Hortel, ex director del servicio penitenciario durante el kirchnerismo y creador de “Vatayón Militante”, la agrupación de presos que simpatizaba con Cristina Kirchner. Martín Báez contrató a Claudio Caffarello, mientras que Jorge Velázquez es el abogado de Luciana, Leandro y Melina.

(Lea también: En 2006, Noticias reveló los negocios de Lázaro Báez)

Durante el juicio, el Tribunal Oral Federal Nº 4 tendrá el desafío de resolver el caso con premura debido a que en abril vence la prisión preventiva de Báez, quien cumplirá tres años preso. Cabe la posibilidad de pedir una extensión más por seis meses. Durante el primer día, el tribunal recibió decenas de planteos de las defensas para intentar suspender el proceso del juicio con diferentes argumentos. El presidente del tribunal, Néstor Costabel, anunció que la respuesta a estos planteos estará resuelta para el próximo miércoles 7 de noviembre. A partir de ahora, todos los miércoles, la familia Báez se reunirá en Comodoro Py para las audiencias, a pesar de hablarse poco.