Menú
Mundo, Opinión / 6 de diciembre de 2018

G20: La posta japonesa

Por

Shinzo Abe, primer ministro de Japón desde diciembre de 2012 con Mauricio Macri durante las exposiciones.

Estos tres días, del jueves al sábado pasado, fueron muy intensos. Japón trajo una gran comitiva para participar del G20 argentino. No solo vino el primer ministro Shinzo Abe, también el Vice Primer Ministro y Ministro de Finanzas Taro Aso, el Ministro de Economía, Hiroshigue Seko, y la primera dama Akie Abe, con una extensa agenda que incluyó varios resultados muy importantes con Argentina. Entre otros: la firma de el tratado de protección y promoción de las inversiones; el anuncio del acuerdo sustancial del tratado de prohibición de doble tributación; la firma de R/D del proyecto “Un pueblo un producto” a través de JICA: el convenio entre Banco de la Nación Argentina (BNA), JBIC y NEXI para el marco de financiamiento; y además de esas, la presentación de otros dos proyectos que se desarrollarán en los próximos dos años con asistencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), utilizando el Fondo Especial del Japón (JSF) y el Programa de Reducción de la Pobreza (JPO).

Hubo reuniones bilaterales muy importantes con China, Estados Unidos y Rusia, y varios países, y por supuesto con Argentina, en la que pudimos tener varios logros como arriba mencionados y celebramos también los 120 años de amistad en CCK. El Primer Ministro Abe también en esa reunión con el presente Macri, demostró su firme apoyo a las reformas del gobierno argentino y el proceso del ingreso de Argentina a OCDE.

Estamos muy felices que pudimos tener esas bilaterales acá, y lo más importante del G20; que se pudo lograr la declaración de los líderes. Al principio existía la preocupación.

Desde Japón habíamos trabajado conjuntamente con Argentina como miembro de la troika -y otros miembros también- para sacar ese documento en común, y fue un triunfo lograr un texto importante; la declaración de los los lideres. Y que abarque desde el contenido asuntos que estaban en la agenda mundial, como el comercio, las finanzas, y también el cuidado del medio ambiente, ya que todos habían sido los temas sensible en la pasada cumbre.
Respecto de esta cumbre, desde Japón admiramos el liderazgo argentino y el trabajo del presidente Mauricio Macri. Hubo consenso entre los líderes en que fue un notable desempeño para coordinar y aunar opiniones. Y por supuesto destacar el trabajo de los sherpas, y en especial del designado por Argentina, Pedro Villagra Delgado, que fue incansable en sus gestiones para lograr acuerdos y la declaración de los líderes. De allí que nos hallemos a gusto y confiemos mucho en Argentina, que nos acompañará en 2019 como parte de la troika el año que viene -junto con Arabia Saudita que recibirá el G20 en 2020-, en el que Japón será el anfitrión de la cumbre del G20 en Osaka en junio del próximo año.

 

*Embajador del Japón en la República Argentina.