Menú
Política / 13 de diciembre de 2018

Mientras Macri rechaza a Darthés, recorta el presupuesto para las políticas de género

El Poder Ejecutivo presentó para el año 2019 un presupuesto que recorta fuertemente los fondos para las políticas de género. Anuncios vs realidad.

Por

Mientras el cimbronazo que implicó la denuncia de Thelma Fardín contra el actor y cantante Juan Darthés por violación sigue sacudiendo a la Argentina toda y las denuncias por abuso y violencia de género se multiplican, la política levantó rápidamente el tema para tomarlo como propio.

Uno de los primeros fue el mismísimo presidente Mauricio Macri, que hizo público un tuit en el que expresó: “Vamos a trabajar para erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres”. Lo siguió una sesión extraordinaria en el Senado en la que los carteles que rezaban “mirá cómo nos ponemos” fueron colocados en las bancas a modo de bandera. Lo llamativo es que el Poder Ejecutivo presentó para el año 2019 un presupuesto que recorta fuertemente los fondos para las políticas de género, incluyendo la lucha contra la violencia machista. Y que las y los integrantes del Poder Legislativo lo aprobaron.

(Lea también: Caso Darthés: el Gobierno bajó la campaña contra la violencia de género con el actor denunciado)

Es así como el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), organismo encargado de la aplicación de la Ley N° 26.485 de Protección Integral a las Mujeres, tiene asignados para el año 2019 poco más de 234 millones de pesos: unos 23 millones de pesos más que en el 2018, arañando un 11% de incremento que pierde contra la inflación. El mismo Gobierno calcula que el promedio anual de la misma sería este año del 35%, lo que implica una retracción de fondos para el INAM de al menos un 18%. La asignación de fondos será entonces de 11,36 pesos por mujer. Menos que el valor actual del boleto mínimo de colectivo.

En el caso del Plan Nacional de Acción para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres (dirigido por Fabiana Túñez) el panorama es aún peor, porque sufrirá una reducción del 38% nominal, que se traduce en 20 millones de pesos menos.

De acuerdo con el Plan de Acción presentado por el gobierno nacional en el año 2016, el Estado aportaría una partida especial destinada a la lucha para prevenir y erradicar la violencia de género. Esa partida especial fue en el 2017 de 47,5 millones de pesos; en el 2018 subió a 50,4 millones (ya hasta aquí llega con una importante pérdida acumulada, efecto de la inflación registrada en ambos años), y aunque para el 2019 se había anunciado la asignación de 52 millones, finalmente la misma sufrió un recorte y quedó en 32 millones de pesos.

Menos dinero que, sumado a más inflación, dan como corolario una jibarización presupuestaria que no se condice con la efervescencia anti violencia sexista que muchos representantes de la política argentina están mostrando públicamente por estas horas.