Menú
Política / 7 de enero de 2019

Primeros carteles: Urtubey estrenó antes que nadie su campaña presidencial

Aparecieron pequeños pasacalles del precandidato a presidente de Alternativa Federal en Santa Fe. Las críticas al Gobierno y la primera campaña sucia.

Por

Son chicos y poquitos, pero ahí están. Lejos de su Salta natal, donde aún es el gobernador. En Santa Fe aparecieron los primeros carteles de un precandidato a presidente y son de Juan Manuel Urtubey.

El dirigente justicialista dejó las especulaciones de lado, se lanzó a la carrera del 2019 y empezó a instalarse en una provincia donde tiene buena sintonía con el gobierno socialista de turno.

Los carteles que anuncian “Urtubey 2019” están instalados en los puentes de la ruta 168 que une Santa Fe con Entre Ríos. Fueron puestos los primeros días de enero y son una manera de ir metiéndole la idea en los conductores que van y vienen de una capital provincial a la otra.

Leer también:  Cómo son las vacaciones de Macri en el Sur y las de Cabrera en Punta del Este

Para tener reales chances de ocupar el sillón de Rivadavia, Urtubey debe lograr mayor nivel de conocimiento y diferenciarse de las dos propuestas que polarizan el electorado. Por eso se despega de Cristina Kirchner pero no deja de criticar fuerte al macrismo. “Con 800 puntos de riesgo país, la Argentina es inviable”, sentenció en las últimas horas el precandidato de Alternativa Federal, el espacio que nuclea además a Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto, Juan Schiaretti y otros tantos gobernadores.

El salteño de campaña. Foto: Twitter.

Como no escapa de la lógica, Urtubey ya fue sometido al escarnio de la campaña sucia: debió aclarar que era mentira una noticia que circulaba con fuerza en las redes sociales sobre que uno de sus hijos fue detenido por manejar borracho y que, como consecuencia, el mandatario provincial habría echado al policía que había intervenido.

En realidad se trataba de una noticia del 2016. Así lo explicó el gobernador en un programa de América ante la consluta: “Mi hijo había tomado en una fiesta de fin de año. Le sacaron el auto y se lo secuestraron. El auto estaba a nombre mío y lo tuve que ir a buscar. No pasó más nada”. Ahora que es precandidato a presidente sabe que de estas maniobras habrá muchas.

Leer también: Federico Sturzenegger disfruta de un verano lejos del dólar