Menú
Política / 9 de enero de 2019

Berger: “Lo único que quiere Scioli de nuestra hija son fotos para la campaña”

La pareja del ex gobernador dijo que él y su entorno la amenazaron personalmente. “Me obligan a querer mostrar la familia perfecta”, aseguró a NOTICIAS.

Por

Scioli y Gisela Berger
Scioly y Gisela Berger durante el bautismo de su hija. Foto: Gentileza Caras

Apenas faltaban cuatro días para que el ex gobernador Daniel Scioli presentara su candidatura para las próximas elecciones. Pero mientras se preocupaba por el armado electoral le explotó una bomba. Su pareja, Gisela Berger, lo denunció mediáticamente este miércoles 9 en una charla con el portal Exitoína.

En la misma dirección, minutos más tarde la modelo le contó a NOTICIAS:Recibí amenazas. Grave. Y cuando vieron que se les fue la mano, trataron de recomponer todo”.

Para defenderse, eligió hacer público lo que le pasaba. Arrancó por escribir un tuit: “Daniel Scioli, dice que va por el brazo.. mientras la gente se muere de hambre, MIENTE! Vacaciones en COURCEVEL FRANCIA! ¿Donde esta la plata del país?”. Su mensaje fue tan fuerte e inesperado que la primera sensación fue que la habían hackeado. “No. Fui yo”, dijo la modelo para comenzar con un nuevo derrotero de Scioli.

(Leer también: El día que Gisela Berger denunció que Scioli le pidió que abortara)

Según su relato, en medio de un viaje se sintió amenazada por el ex candidato a presidente y se fue a refugiar a su Córdoba natal. “Me quieren obligar a mostrar la familia perfecta”, aseguró. Y luego fustigó al ex gobernador: “Lo único que quiere de Francesca (su hija) son las fotos para la campaña”.

Scioli y Gisela Berger
Scioly y Gisela Berger durante el bautismo de su hija. Foto: Gentileza Caras

La modelo decidió no hacer la denuncia en la Justicia: “No la hice porque él levanta un teléfono y lo soluciona. Pero yo no voy a hacer cosas en las que no estoy de acuerdo”, sentenció siempre con un tono de misterio. De todas maneras le apuntó al ex gobernador: “Me amenazaron Scioli y su entorno personalmente”, aunque quitó a un ladero del ex funcionario K, Lautaro Mauro, “él no tuvo nada que ver”.

(Leer también: Gisela Berger: “La violencia psicológica que sufrí fue peor que cualquier violencia física”)

Berger denuncia, pero calla. Elige con cuidado las palabras y ante algunas preguntas prefiere el silencio. “No voy a permitir que me amenace. Hasta acá llegué”, asegura. Pero todavía tiene mucho que contar.