Menú
On Demand / 11 de febrero de 2019

Star Wars-Episodio VII: El despertar de la fuerza

Está narrada con absoluta precisión, sin una toma de más y sin apelar a la nostalgia ni al aleccionamiento para salvar baches de un guión que es de acero inoxidable.

Por

***** El crítico aprovecha que esta película, que no le pareció tan buena la primera vez que la vio, entró a la grilla de Netflix para corregirse. “El despertar…” es una de las mejores obras de aventuras de las últimas décadas porque Abrams hace tres cosas elementales: entiende y respeta el universo “Star Wars”, inventa dentro de las reglas de ese mundo muchas cosas bellas y hace una remake que mejora la primera película al tiempo que muestra (porque Abrams es un autor) por qué le gustó tanto “Star Wars”.

Es decir, esta película es también un ejercicio personal sobre las elecciones estéticas. Más allá de eso, está narrada con absoluta precisión, sin una toma de más y sin apelar a la nostalgia ni al aleccionamiento para salvar baches de un guión que es de acero inoxidable (aprenda, Rian Johnson) y vuelve al uso funcional y táctil de locaciones reales (aprenda, George Lucas) que hacen al film un ejemplo del mejor clasicismo: más Howard Hawks que Windows.

(EE.UU., 2015) Aventuras. Dirección: J. J. Abrams. Con Harrison Ford. Netflix.