Menú
Sociedad / 11 de marzo de 2019

Radiografía Lanata: cuál es su estado de salud

Tuvo una gastroenteritis severa que lo dejó internado. Proyectos suspendidos, fake news y el mapeo de todas sus dolencias.

Por

Foto: Eduardo Lerke

Jorge Lanata tiene una falla multiorgánica. No está técnicamente muerto pero el cuadro es irreversible”. El 4 de marzo, a través de Twitter, un periodista difundió el supuesto mensaje que le había enviado una fuente médica acerca del estado de salud del conductor de “Periodismo Para Todos”. La noticia, como era de esperar, se esparció como reguero de pólvora pero, tan pronto como se difundió, el propio Lanata la desmintió. Con su habitual ironía bromeó y dijo que no estaba vivo.

Lo cierto es que, a pesar de no estar grave, desde el 23 de febrero al 7 de marzo estuvo internado en la Fundación Favaloro por una gastroenteritis severa y todavía no se sabe qué produjo el cuadro. A días de estrenar un nuevo programa de televisión, vuelve a ser noticia por cuestiones personales. Es que, en el último tiempo, se habló tanto de sus investigaciones periodísticas como de su maltrecho cuerpo que no deja de pasarle factura.

(Leer también: Netflix desmiente estar trabajando con Jorge Lanata)

Un día antes de que le dieran el alta, Lanata ya había sido trasladado a una la terapia intermedia y le habían quitado los sedantes: “Estaba conciente, discutiendo con los enfermeros y pidiendo coca light”, cuenta una allegada al periodista. Que estuviera peleando era, sin dudas, síntoma de su mejoría.

Al cierre de esta edición, todavía no se había confirmado por qué se produjo la gastroenteritis. En una salida al aire en su programa de radio contó que “puede ser una intoxicación con antibióticos, una gastroenteritis viral o dengue”. Desde la familia confirmaron a NOTICIAS que “fue viral aunque no se sabe el origen”.

Una vez más, las complicaciones de su salud interfirieron en su trabajo. La internación postergó el debut de “Hora 25”, un ciclo de entrevistas que tenía previsto salir al aire el lunes 11 por la pantalla de TN. En el canal suponen que, el programa podría comenzar el 18 de marzo, fecha en la que también volvería a las mañanas de Radio Mitre.

Las enfermedades de Jorge Lanata. Foto: Eduardo Lerke

Historial. La salud de Lanata, desde hace años, es un tema recurrente. El trasplante cruzado de riñón, al que se sometió en marzo del 2015, se convirtió en una de las noticias más importantes del momento, no sólo por la fama del periodista, sino porque la intervención fue inédita en la Argentina: la madre sana de un joven enfermo aceptó donar uno de sus riñones a Lanata. A su vez, la entonces pareja de él, Sara Stewart Brown fue la donante del hijo de la mujer.

El trasplante fue clave debido a que la insuficiencia renal le deterioraba su salud en diferentes niveles. Por ejemplo, en octubre de 2013, luego de sufrir una complicación en uno de sus riñones le tuvieron que colocar un catéter para que se pudiera realizar diálisis peritoneal y en marzo del 2014 pasó por el quirófano para someterse a una cirugía que calmara los dolores articulares de su mano, ya que la diálisis le espesaba el líquido sinovial.

El extenso historial médico de Lanata también incluye cinco stents y una operación de urgencia de vesícula. La adicción al cigarrillo lo llevó a sufrir de apnea y, en febrero del 2010, tuvo que ser internado por neumonía. La diabetes, asociada a su sobrepeso, le hace tener problemas en las piernas. Hace dos años, luego de un desgarro, tuvo que movilizarse en silla de ruedas.

Nuevo año. A pesar de los achaques del cuerpo, maltratado con sobrepeso, tabaco y años de sedentarismo, Lanata está activo. Para este 2019 pretende continuar en la radio con “Lanata sin filtro” y con su ya histórico “Periodismo para todos”, en El Trece. Está entusiasmado con “Hora 25”, un programa que se convirtió en un clásico en los ’90, donde hará reportajes en profundidad de 45 minutos. El estudio, con una pantalla de 180° ya está instalado a la espera de que el periodista pueda comenzar a grabar. Por estas horas, se recupera en su casa.