Menú
Sociedad / 9 de abril de 2019

Celebrities con nueva fobia: el plan fuga de Twitter

Por

Celebrities y twitter
Andrés Calamaro cerró dos veces su cuenta de Twitter porque no soportaba las agresiones de los seguidores. Mariano Martínez reveló que llegaron a desearle la muerte a sus hijos. Por eso, dejó de leer los comentarios de desconocidos. Daniela Cardone volvió privada su cuenta tras las críticas que recibió por embalsamar a su gato.

Las redes sociales se convirtieron en el nuevo ámbito donde generar negocios y cerrar jugosos contratos. Sobre todo para los famosos, que por un posteo, una historia, o un tuit, pueden llegar a cobrar una fortuna si cuentan con una abultada cantidad de seguidores. Pero no todo es rédito en el mundo digital, al menos en cuestiones emocionales. Twitter es terreno fértil para que en tan sólo 280 caracteres, florezcan cientos de críticas, agresiones y hasta amenazas de usuarios que se amparan en el anonimato. Y ya son varios los famosos que, hartos de los haters, decidieron bajar la persiana o tomaron medidas al respecto. Algunos de ellos son Sofía Morandi, Mariano Martínez, Andrés Calamaro y Daniela Cardone. En Hollywood tampoco son ajenos a los ataques virtuales, razón por la cual celebridades como la actriz de “Stranger Things”, Millie Bobby Brown, y los cantantes Ed Sheeran y Adele, abandonaron Twitter o lo usan con poca frecuencia.

Es que la agresión no tiene fronteras. Aunque parecería haber una cuestión de género ya que las mujeres serían el blanco más atacado en esta plataforma. De acuerdo con un estudio que realizó la ONG Amnistía Internacional, en el que analizó 14,5 millones de tuits enviados a 778 periodistas y políticas del Reino Unido y los Estados Unidos en el 2017, Twitter es más tóxico para ellas. Según el informe, cada 30 segundos, una mujer recibe un tuit agresivo. Las más propensas son las afroamericanas (84%), seguidas por las latinas (81%).

Tal como explica a NOTICIAS el experto en redes sociales, Tomás Balmaceda, esta plataforma es particularmente más hostil que otras porque permite que una persona pueda crear múltiples cuentas, sin necesidad de poner demasiados datos personales. “Twitter no resolvió algo que sí hicieron Facebook e Instagram. Es muy fácil que vos saques una cuenta, mantengas el completo anonimato, y puedas tener varias asociadas a una misma computadora o celular. Incluso, a un correo electrónico con algún truquito. Eso facilita la agresión u orquestar lo que pueden parecer ataques muy organizados. Y simplemente son pocos usuarios, o una persona con muchas cuentas a cargo”, sintetiza.

celebrities twitter
sofía morandi. Cansada de los haters, la influcencer anunció que no iba a usar más Twitter y desinstaló la aplicación.

El pájaro canta hasta morir. “No voy a usar más Twitter. Me saturó en un montón de aspectos. Me harté. Vi algunas cosas por las que dije: ‘Ay, Dios mío, qué gente’”. Así anunciaba la influencer Sofía Morandi hace unas semanas que dejaba la red social. Es que si bien no tiene problemas en decir lo que piensa, su posición abierta frente a ciertos temas como el aborto legal, le ha costado algún que otro cruce con los usuarios de la red. Pero esta vez dijo basta. De esta forma, la co-conductora de “S.T.O” (América) explicó que desinstaló la aplicación en su celular y volvió privada su cuenta. Sólo visible para sus 209.000 seguidores.

(Leer también: Sofi Morandi y Julián Serrano grabaron el piloto de su próximo programa, “El Sótano”)

Una solución similar adoptó la modelo y actriz Daniela Cardone, que en 2016, tras publicar una imagen de su gato embalsamado y recibir una decena de comentarios negativos y burlas, cerró sus cuentas de Twitter e Instagram. “Las críticas fueron muy duras. Uno piensa que está preparado para ciertas cosas, pero me cansó lo que dice la gente”, había dicho por entonces. Si bien la DJ volvió a abrir su perfil en Instagram, sus tuits permanecen con candado.

Otro de los que pasó un mal momento por culpa de los tuiteros, y tomó medidas al respecto, fue Mariano Martínez. Si bien no llegó a cerrar su cuenta, confesó que dejó de ver los mensajes de las personas de las que no es seguidor. “En un momento había tal nivel de agresión que decidí no leer todos los comentarios. Sí a la gente que sigo. Por ahí en algún momento lo vuelvo a abrir”, había contado el actor en el programa “Pampita Online”. En su caso, tal como reveló, los comentarios alcanzaron a agredir a su familia. “Hasta desearon la muerte de mis hijos”, dijo.

En la categoría de los que tienen una relación amor-odio con la red de Dorsey está Andrés Calamaro. El cantante, que fue uno de los primeros argentinos en ser más activos en la red, tuvo varios idas y vueltas en su vínculo con Twitter. Es que su acidez y comentarios sin filtro no cayeron bien a muchos seguidores que lo criticaron por sus opiniones sobre diversos temas. En 2010, por ejemplo, el “Salmón” anunció que cerraba su cuenta tras haber peleado varios días con algunos usuarios por estar a favor de las corridas de toros en Cataluña, España.

(Leer también: Andrés Calamaro polémico: intimidades, excesos y otras yerbas)

Por aquel entonces, publicó un extenso texto en su antiguo blog con su decisión. “Qué despreciable ‘democracia’, y qué mal entendida. Claro que libertad de expresión no es expresión de libertad, que pérdida de tiempo escribir para hijos de Homero Simpson y doña Rosa”, rezaba uno de los fragmentos. Meses más tarde volvió al ruedo. Pero en 2016 tuvo otra recaída virtual, y dio de baja a otro de sus usuarios: “Goodbye Pajaritos bravos muchachitos”, escribió antes de eliminar la cuenta. Pero la vida fuera de Twitter nuevamente le duró poco y regresó con una cuenta oficial, en la que publica información sobre sus shows, lanzamientos, y alguna que otra de sus reflexiones.

Mea culpa. Según un informe de enero de We are Social, en colaboración con Hootsuite, Twitter cuenta con más de 326 millones de usuarios activos en un mes. Muy por detrás de la popularidad de Facebook (2.271 millones) y de Instagram (1.000 millones). En el informe, la red social del pajarito aparece en el puesto número 12 de las 20 aplicaciones que aparecen en el estudio, entre las que también figuran WhatsApp, Linkedin, entre otras. Según las cifras de grupo etario y género, en Twitter predomina el público masculino entre los 25 a 34 años, que representan al 22% de los usuarios. Entre los 20 países donde hay mayor penetración, Argentina figura en el puesto 16. Cerca del 1% de las cuentas reciben denuncias por abuso.

En los últimos años, Twitter estuvo en el ojo de la tormenta tanto por no ser eficiente a la hora de moderar las publicaciones abusivas, como por las fake news. Si bien su creador, Jack Dorsey, declaró que se han hecho una serie de modificaciones desde diciembre, no tuvo temor en admitir que sus esfuerzos no han prosperado en lo que hace al ciberbullying. “Hemos progresado, pero ha sido disperso y no se ha sentido lo suficiente”, respondió.

“La queja, la agresión, el comentario negativo tiene más repercusión en Twitter. Es más efectivo y rendidor en términos de likes. Eso no sucede en Facebook e Instagram. Es mucho más difícil tener una identidad armada porque tenés que subir tus fotos y un montón de datos de verificación. Lleva más trabajo”, concluye Tomás Balmaceda.

¿Lograrán amigarse las celebrities con Twitter, o seguirán en plan de fuga? Sólo el tiempo, y unos algoritmos más efectivos, lo dirán.