Menú
Sociedad / 27 de octubre de 2018

Marcelo Tinelli influencer y la apuesta de Laflia: Sofi Morandi y Julián Serrano

La estrategia para atraer al público joven y llegar a las redes. Futura serie para youtube y posible programa conducido por la pareja de instagramers.

Por

Foto gentileza Laflia (Jorge Luengo)

“El público se renueva” es una de las frases más populares de Mirtha Legrand. Así puede justificarse que en la pantalla vuelva a verse o contarse algo ya sabido. Sin embargo, el que le dio una vuelta de tuerca a esa expresión fue Marcelo Tinelli.

Siempre pendiente de los cambios tecnológicos y en la pulseada por ser el número uno, el conductor entendió que las audiencias mutan y hay que conquistarlas de nuevas maneras y en nuevas plataformas. Ya no sirve contar lo mismo una y otra vez sino que, por el contrario, en época de redes sociales y celulares inteligentes, a ese público renovado y juvenil hay que atraerlo de otra manera y en otros medios: nuevas figuras convocadas, presencia 2.0, lenguaje moderno, equipo web y hasta proyectos con contenido pensado exclusivamente para los millennials. Tinelli entendió que el futuro –su futuro– pasa por atraer a una nueva generación de consumidores y está trabajando en ese sentido.

(Lea también: ¿Marcelo Tinelli 2019?: Macri lo quiere de ministro y el PJ, de gobernador)

La versión 2018 del “Bailando” no está siendo la más prolífica. A pesar de un repunte en el rating durante las últimas semanas, la versión acotada y con pocas figuras no será la más recordada del tradicional reality y la batalla con “100 días para enamorarse” ya parece perdida. Sin embargo, la convocatoria de jóvenes influencers le está permitiendo al programa no sólo posicionarse como el más comentado en redes sociales y más visto en YouTube, sino que también abre un nuevo horizonte de proyectos y negocios para su productora Laflia. La pantalla de la TV ya no es la única a la que hay que prestarle atención. Tinelli se dio cuenta de eso y ya les saca varios cuerpos de ventaja a sus competidores en este terreno.

Juventud. Julián Serrano y Sofía Morandi pueden ser dos nombres desconocidos para el público mayor de 30 años. Sin embargo, son una sensación entre la audiencia juvenil. Ambos llegaron a la fama de la mano de las redes sociales y YouTube. Con millones de seguidores en todas sus plataformas son una clara muestra de estos tiempos, donde ya no se precisa estar en la televisión para ser una estrella. Atento a este fenómeno, Tinelli los convocó al “Bailando” y no sólo eso, sino que los convirtió en pareja de baile. Tinelli sabía lo que el joven tándem le podía aportar: llegada a un nuevo público. En tiempos en que el encendido de la TV baja y en que los sub 20 pasan más tiempo frente a la pantalla del celular que del televisor, la presencia de dos de los más reconocidos influencers del país era una ecuación beneficiosa: audiencia cautiva e interacción en las redes sociales, el novedoso “engagement”, hoy casi tan buscado como el rating.

(Lea también: Diego Boneta en la Argentina: ¿por qué rechazó a Marcelo Tinelli?)

Morandi y Serrano no sólo aceptaron el desafío, sino que dotaron de nueva energía al programa. Más allá de que no desentonan en el baile, entendieron que en este show televisivo lo importante es la previa. Pero lejos de enredarse en los típicos conflictos y peleas del “Bailando”, apostaron por llevar su impronta y para Tinelli esto no pudo haber sido mejor, ya que gala a gala la situación se reitera: los jóvenes tratan de “enseñar” al conductor sobre los actuales modos de comportamiento y vocabulario de moda entre los adolescentes y él sobreactúa una lejanía que vuelve la situación más divertida y atractiva. Así, le enseñaron que quiere decir “skere” o “sugar daddy” e hicieron un pogo entre la hinchada joven que se acercó al estudio de “Showmatch”.

El programa se acercó así a una nueva audiencia. Esta nueva afluencia de público no se ve en el tradicional número de rating, sino que es cuantificable gracias a YouTube. Los jóvenes no esperan frente a la tele para ver el programa sino que, de acuerdo con sus hábitos de consumo, lo miran cuando ellos desean a través de los dispositivos móviles. Y en la plataforma de videos, los programas de “Showmatch” son los más vistos de toda la TV argentina con un promedio de 500.000 visualizaciones, algo equivalente a 5 puntos de rating, muy por encima de cualquier otro programa nacional. Entre los más vistos figuran, obviamente, el debut de Morandi y Serrano y también el “aquadance” de la pareja.

(Lea también: Por qué se quejan los vecinos del “bunker” de Marcelo Tinelli)

Futuro. La estrategia virtual no está librada al azar. Tinelli cuenta con un grupo de cuatro personas que lo ayudan a generar contenido para las redes sociales, donde cada vez tiene más protagonismo. En la web 2.0, “Showmatch” es el número uno indiscutido. Las cuatro emisiones semanales lideran, semana a semana, el ranking que elabora Kantar Ibope de programas con mayor interacción de usuarios en Twitter. En Instagram sucede algo parecido y la cuenta del programa alcanzó los 600 mil seguidores en menos de un año.

Con la vista puesta en nuevos desafíos y posibilidades que se plantean, en Laflia ya están pensando en cómo seguir haciendo pie firme en este nuevo negocio. Y la joven pareja de Morandi y Serrano forma parte del proyecto. Desde la productora aseguran que se encuentran trabajando en una serie destinada para YouTube que contará con la presencia de los jóvenes influencers junto con otros Youtubers. Si bien aún no está definida la temática, lo más probable es que sea de humor. Los jóvenes que formarán parte del elenco ya estuvieron presentes en el estudio del programa,

Pero la apuesta no termina ahí, ya que además existen tratativas para que la joven y exitosa dupla que brilla en las redes conduzca un programa que podría emitirse en un canal de aire o de cable. Se trataría de una especie de “Late Night Show”, con invitados y entretenimiento.

La pareja revelación del “Bailando” fue tentada también para hacer temporada teatral en el verano de Carlos Paz con Pedro Alfonso y Paula Chaves, aunque rechazaron la propuesta: “Nuestros seguidores quizás no los conocen”, soltó la histriónica Morandi dejando en evidencia que el público ya no es el mismo y que ellos tienen su propio y nutrido grupo de seguidores.

Esa misma audiencia a la que Marcelo Tinelli quiere conquistar y a la que parece que encontró el modo de llegarle.