Menú
Restaurantes / 18 de julio de 2019

GAL Cocina Restaurante: una casa paqueta

Platos únicos. Sartén de mar, con chipirones, langostinos, mejillones, tomates frescos, pimientos asados y papas españolas.

Por

GAL
GAL Cocina Restaurante. Conde 3121, Coghlan.

El sueño de todo cocinero con cierto tiempo en la profesión, es dedicarse a cocinar en su casa. Tener un restaurante es una carga pesada y los tiempos de crisis –o sea casi siempre tratándose de la Argentina– obligan a pensar soluciones intermedias. El chef Gustavo Adolfo Lanús, por ejemplo, con 30 años de carrera en la gastronomía –los últimos 15 en Bariloche, con sus bistros Naan y Santos– decidió volver a su casa de la infancia en el barrio de Coghlan, poner un escudo con sus iniciales –las mismas de su abuelo y su padre, cocineros aficionados que lo iniciaron en la cocina– y poner algunas mesas en el living, para dar de comer.

El ambiente tiene bastante formalidad para tratarse de una casa. De noche, la iluminación es baja, con velas en las mesas. Hay una carta encuadernada, con cinco opciones de entradas, principales y postres. Un solícito camarero toma las comandas y, durante la comida, llena las copas apenas se vacían, como en un restaurante de lujo. Sólo el hecho de que sean pocas mesas en un espacio reducido, nos recuerda que estamos en una casa.

La cocina también tiene aires clásicos, pero elaborada con simpleza, sin rebusques, con buenas materias primas. De entrada, probamos un excelente pâté casero, servido con mostaza, pepinos encurtidos y buen pan. De principales, una sabrosa sartén de mar, con chipirones, langostinos, mejillones, tomates frescos, pimientos asados y papas españolas, todo en su salsa; y el especial del día, fuera de carta, un buen cordero con romero. De postre, un soufflé glacé de limón con un toque de chocolate, decorado con una frutilla al medio: también en detalles de presentación como este, se reconoce la gastronomía de antaño.

En la carta hay otros platos que ya no se encuentran en las cartas actuales, como los mejillones a la provenzal (la cocina actual busca siempre el producto fresco y no es el caso de estos, que a pesar de su buen sabor, son congelados). También el lomo al vino tinto con papas dauphinoise y espinacas a la crema; y la marquise de chocolate traen recuerdos de la gastronomía porteña de otros tiempos.

Calificación:

*** Cocina
*** Servicio
*** Ambiente

GAL Cocina Restaurante. Conde 3121, Coghlan. Reservas al 15 2861 2250. galcocinarestaurante@gmail.com. Miércoles a sábados de 20 a 24. Sábados y domingos de 12 a 15.30. Efectivo y débito. Precio promedio cena: $ 1.400. Almuerzo: $ 800.