Menú
Showbiz / 18 de julio de 2019

Qué tendrá “La Casa de Papel 3”: más rápidos y más furiosos

Por

“Esta vez no es por el dinero. Esta vez es por la familia”. Ese será el lema de “La Resistencia”, el grupo de atracadores de “La Casa de Papel” que intentarán -en esta tercera temporada que debuta el 19 de julio en Netflix-, rescatar a Río (Miguel Herrán), en una discurso digno del Dominic Toretto de “Rápido y Furioso”: en la apelación internacional de la 3ra temporada hay muchos guiños a la franquicia de ladrones que encabeza Vin Diesel.

Los protagonistas acaban siendo millonarios y juntarlos para otro atraco parecía imposible, pero nos dimos cuenta de que esta era una banda con características diferentes a las que vemos en otras historias de atracos perfectos”, explica el creador de la serie, Álex Pina. “Ellos son como una familia y tienen vínculos emocionales. No querían que fuera así, pero los tienen porque somos muy latinos. Ahí teníamos una vía narrativa abierta”, refuerza.

Historia.Tras huir con un botín de mil millones de euros de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, los comandado por El Profesor (Álvaro Morte), vuelven a juntarse. Tokio (Úrsula Corberó) dará el aviso: la Inspectora Sierra (Najwa Nimri, que venía de “Vis a Vis”) los quiere cazar uno por uno. Como la mejor defensa es un buena ataque, el cerebro de la banda los vuelve a juntar para otro golpe: además del rescate van por el Banco de España. Y “La Resistencia” tendrá refuerzos: Bogotá, encarnado por Hovik Keuchkerian, y Palermo, el argentino Rodrigo de la Serna .

(Te puede interesar: Rodrigo de la Serna con proyección internacional: por el camino de Darín)

“El profesor tiene un carácter muy vengativo. El primer atraco no deja de ser una venganza a la muerte de su padre. Yo pienso en el final de la segunda temporada, cuando matan a Berlín, y no sé hasta qué punto se quedaría el profesor tranquilo ante tal situación. El detonante de Río es el justificante para volver”, sitúa Álvaro Morte, el Profe, ahora en pareja con la detective (Itziar Ituño). “Va a haber problemas. Hay conflictos con la inclusión de la poli en la banda. No cae bien el hecho de que ahora sea Lisboa”, adelanta Morte.

La casa de papel
backstage  Álvaro Morte y Pedro Alonso escuchan indicaciones del director.

Y para sumar conflicto, hasta los muertos resucitan: ¿¡Berlín (Pedro Alonso) está vivo!?. O al menos eso se entiende: el trailer de la serie muestra como El Profesor viaja a Italia, y llega hasta las puertas de la Catedral de Santa María del Fiore (en Florencia) para reencontrarse con su hermano. “Hay cinco capas de tiempo que se suceden en un flujo continuo. Es un juego de distribución de tiempos. El espectador lo tiene que estructurar como un puzzle. Está fragmentado”, marca Pina.

Éxito. El viaje de “La Casa de Papel” no es habitual. Pasó de un éxito relativo en la tele abierta española a convertirse, según Vancouver Media, en la serie de habla no inglesa más vista en la plataforma. “En España tuvimos que aprender a hacer thrillers donde no había dinero, lo que nos hizo más creativos”, repasa Pina, sobre el éxito de la saga, que dará en su tercera temporada un salto cualitativo. En la plataforma reconocen que hubo una escalada tanto en presupuesto como en producción, algo que, según afirman, “se notará en la pantalla”: rodaron escenas en Tailandia, Panamá, Italia, España y Reino Unido.

(Te puede interesar: El tiempo de las series españolas en Netflix)

“Esta vez nos han permitido escribir con menos limitaciones y competir directamente con la Champions League de ficción y narrativa”, suma Pina. “Había sitios en los que siempre pensaba que me gustaría grabar. Uno de ellos es Kuna Ayala, en Panamá, donde estuve durmiendo en una cabaña con los indios que había allí, y es que las islas parecen de juguete. Es una cosa fascinante desde el punto de vista paisajístico. Y ahora hemos tenido la oportunidad de cumplir esos sueños y de rodar en sitios fascinantes”, se entusiasma. “Tenemos más presupuesto pero somos el mismo equipo que hicimos la primera y segunda parte. Hemos trabajado con el mismo nivel de exigencia que entonces, tanto en planos, fotografía, storyboard, diseño de luz, etc. Es un paso más que tiene que ver con tener más medios. Pero, claro, tenemos más medios para hacer algo más complejo, con lo cual se convierte en un reto”, aporta Jesús Colmenar, productor de la serie. “Lo curioso fue que los equipos locales en cada país conocían ‘La Casa de Papel’ y estaban nerviosos por participar en la serie”, sigue Colmenar.

Franquicia. “Si ‘La Casa de Papel’ no hubiera estado en en una plataforma online, si se hubiera quedado en Antena 3, se conocería en España y seguiríamos diciendo que no podemos competir con las series de fuera”, desafía Pina. Desde la irrupción del gigante de streaming en España la industria audiovisual pegó un salto en calidad y masividad (ver recuadro). Y las series locales hasta sueñan con ser franquicias. “Está cambiando el modelo de consumo de televisión. Darle al espectador la libertad de elegir cuándo, cómo y cuánto ve. Y yo creo que eso hace que tu estreno se vea a la vez en 190 países con un público potencial de millones. Así juegas en la misma liga que cualquier serie de Los Ángeles”, festeja el creador de la serie.

La casa de papel
Úrsula Corberó empuja para volver a juntar a la banda luego de que se lleven preso a su pareja, Río (interpretado por Miguel Herrán).

Desde Netflix ya confirmaron que ya están rodando la cuarta temporada de “La Casa de Papel”, que en tiempos de cancelaciones -como la baja de las series de Marvel– es una clara apuesta a la historia que apunta a internacionalizarse aun más. “La identidad latina es importante y forma parte de la personalidad de la serie. Pero hay más conciencia internacional que se nota en detalles. Pero no dejan de haber referencias muy locales de España”, apunta Pina.

(Te puede interesar: Fenómeno Netflix: secretos de un imperio)

De todos modos apuntan a que en la cuarta el elenco se abra aun más, con integrantes de otras nacionalidades para suplir eventuales bajas de la tercera: “Antes había un pacto con el espectador: cada personaje tenía un ángel de la guarda y no lo iban a matar. Pero ahora cualquiera puede morir y eso es mucho más estimulante. La muerte nos ronda y más a estos desgraciados que se meten a robar bancos. Lamentablemente tenemos que seguir jugando con la muerte”, cierra Pina.

El argentino. Lo anunció El Profesor: “Bienvenido a la banda, Palermo”, dice antes de convertir en un nuevo Dalí a Rodrigo De la Serna (los ladrones usan máscaras del pintor).

“Palermo, El Ingeniero, es un personaje que viene de la vida previa del Profesor. Con él tenía una amistad muy profunda y con muchos ribetes, aunque no puedo entrar mucho ahí para no desvelar de qué va la temporada”, adelanta De la Serna.

“La ingeniería para robar un banco de esas características requiere un plan muy bien diseñado y una infraestructura enorme. Ahora con el respaldo económico que tienen, estos muchachos pueden darse ese lujo”, explica quien será el artífice.

Incorporarme fue complicado. Me ficharon de un equipo argentino para venir a jugar al Madrid, con un equipo que ya funciona y que son una familia… Cuando llega un integrante nuevo hay que ver cómo encaja. Por suerte soy un veterano, tengo 42 años y trabajo desde los 12 en teatro, esa experiencia me dio aplomo”, resume el argentino.