Menú
Política / 11 de agosto de 2019

Búnker Lavagna: un salón vacío y cuatro horas de merienda

En el Hotel NH City no hay militantes, globos, ni sonrisas. La música, el catering y la espera silenciosa de Consenso Federal.

Por

Foto: Juan Ferrari.

El único grito que se escuchó en el salón del Hotel NH City donde Consenso Federal montó su búnker, fue de la prensa, ante la llegada de los sanguchitos de jamón y queso que cortaron con casi cinco horas de café con leche, tablas de medialunas y pastafrolas que se reponían constantemente.

El equipo de campaña de Roberto Lavagna montó un escenario en un salón de la planta baja del hotel, ubicado a pocos metros de la Plaza de Mayo, en Balcarce 160. Y entre las cámaras de televisión y el atril que ocupa el lugar central de ese escenario, un espacio vacío espera a los militantes, que a las 22:00, pareciera que ya no llegarán.

(Te puede interesar: Larreta, el único que le dio una alegría al bunker de Juntos Por el Cambio)

“Es un lugar preparado para los fiscales”, explicaron a NOTICIAS sobre los aproximadamente 30 metros cuadrados de espacio desolado. Por momentos, grupos de menos de diez personas entran y salen de ese corralito. Pero la postal es la de un lugar vacío.

Lavagna ingresó por la cochera del hotel junto a su esposa, Claudine Marechal, y aguarda junto a Urtubey, que también ingresó con su pareja, Isabel Macedo, y su hijo Marcos. Lo acompañan, entre otros, su jefe de campaña, Armando Torres, el precandidato a gobernador bonaerense Eduardo “Bali” Bucca y a diputados nacionales, Graciela Camaño y Alejandro “Topo” Rodríguez, que informaron sobre el avance del escrutinio, son caras serias.

(Te puede interesar: Casero y Acosta: la furia de los humoristas macristas tras las PASO)

Pese a que aseguran que la consolidación del espacio es un hecho, que la elección “fue buena” y que están “en camino para octubre”, no hay sonrisas. El reggaetón suena desde temprano, pero nadie baila.