CINE | 23-12-2020 11:53

Wimbledon

(Gran Bretaña, 2004) Comedia. Dirección: Richard Loncraine. Con Paul Bettany.

**** Verá el lector que esta película tiene 16 años. Pero ¿sabe qué? No se estrenó en nuestro país en salas, lo que implica una pena enormísima. Es al mismo tiempo una película deportiva (género en el que abundan los grandes films) y una comedia romántica (ídem). El protagonista –Bettany, perfecto, un actor que debería ser una estrella pero vaya uno a saber por qué no lo es– es un tenista medio pelo y a la baja que, en un último intento, logra ir pasando rondas en Wimbledon y convertirse en todo un fenómeno inesperado. Y al mismo tiempo, se enamora de una tenista con éxito. Así que en cierto momento, el problema es el choque entre dos vocaciones: la deportiva, el llamado a triunfar, y la pasional, el amor que golpea cada vez más fuerte. Y el dilema toca a ambos protagonistas. Lo demás es una mirada bastante amable pero filosa sobre el negocio deportivo en general y, como todo gran film, está lleno de secundarios de lujo. La parte deportiva, los partidos, además, son puro suspenso, perfectamente realizados.

Galería de imágenes

En esta Nota

Leonardo D'Espósito

Leonardo D'Espósito

Comentarios