Lunes 1 de junio, 2020

COSTUMBRES | 02-03-2020 17:25

Cuáles son los beneficios del Tantra Yoga

Ganar vitalidad y bajar el estrés son las claves de esta antigua variedad de Yoga que suma fanáticos en los últimos tiempos.

Cuando se habla de bajar el estrés, muchas veces aparece la idea de practicar yoga. Pero mantener la práctica en el tiempo se vuelve a veces difícil. Hay algo de ese lenguaje de la lentitud, la relajación y la meditación que a muchos les resulta insostenible. El Tantra Yoga propone un nuevo lenguaje, que se traduce en energía y vitalidad.

¿Cómo es la práctica?Al entrar al salón, se encuentran los mats y almohadones típicos de cualquier clase tradicional de yoga. Se empieza relajando y respirando. Música suave, lo de siempre. Pero una vez que se logra ese estado de quietud, comienza el movimiento. Las cuatro secuencias básicas de movimientos del Tantra Yoga tienen distintas finalidades: reactivar los centros de energía conocidos como chakras, limpiar los canales por donde ésta circula, activar el sistema endócrino, flexibilizar la columna vertebral, fortalecer el suelo pélvico, prevenir el envejecimiento del cuerpo y un largo etcétera. Después del movimiento, sobreviene de nuevo la quietud. El resultado es un fuerte estado de vitalidad en equilibrio.

Las claves. El Tantra Yoga pone especial énfasis en la respiración. Cada movimiento va coordinado con inhalaciones y exhalaciones, intercaladas con retenciones del aliento. Estas últimas permiten un mayor aprovechamiento del oxígeno a nivel celular y un proceso más profundo de desintoxicación. El Tantra Yoga utiliza la respiración como herramienta para trasmutar la energía que se va generando a lo largo de la práctica. Aprender a respirar profunda y pausadamente es además una forma de interferir en los estados anímicos y las emociones en la vida cotidiana.

“A lo largo del día, acumulamos ‘toxinas emocionales’ y estrés. Nos exponemos a personas tóxicas, a conflictos, problemas y preocupaciones cotidianas. Toda esa ‘basura emocional’ se queda prisionera en el cuerpo, provocando bloqueos que pueden liberarse con la respiración”, explica la experta Isabel Serrano, autora del libro “Respirando alegría: Respiración Transformacional Integradora, una técnica eficaz para convertir las emociones negativas en positivas”.

A la respiración, el Tantra Yoga suma técnicas como las meditaciones dinámicas, que permiten llegar a otros estados de consciencia a través del movimiento, y los bhandas (contracciones controladas y sostenidas de distintas partes del cuerpo).

Entre estas contracciones controladas destaca la del suelo pélvico, conocida como Mula Bhanda. El caudal energético que se puede lograr mediante esta herramienta nos es muchas veces desconocido. Podríamos incluso reemplazar el café por unas cuantas contracciones controladas para lograr la energía que necesitamos en algunos momentos del día. Además, este ejercicio trae otros beneficios para la salud, como prevenir la caída de órganos internos y la incontinencia urinaria. “El Mula Bhanda elimina la decadencia física. Quien desee cruzar el océano de la existencia debe practicarlo”, dice el tratado de yoga Gheranda Samhita (siglo XVII d.C).

Por último, el trabajo sobre la columna vertebral ocupa un lugar central en la práctica del Tantra Yoga. Se dice que la edad de un cuerpo está marcada por la flexibilidad de su espina dorsal. A nivel energético, es importante mantener despejados los canales que corren paralelos a la columna para asegurar que la energía fluye hacia y desde la hipófisis.

¿Cuál es la vinculación del Tantra Yoga con el Tantra? El Tantra Yoga es una práctica antiquísima, prima del Hatha Yoga, que es el yoga que más se practica en Buenos Aires. Y como muchas disciplinas nacidas en Oriente, el Tantra Yoga se fue aggiornando y reformulando hasta llegar a este lado del planeta. Su marco teórico es el Tantra.

El Tantra es una filosofía esotérica que surgió en el siglo IV en la India, pero cuyas raíces se remontan a siglos o milenios anteriores. “De todas las técnicas orientales de autorrealización, la más falseada y aguada es el Tantra”, dice el escritor y maestro de yoga Ramiro Calle. El Tantra es una técnica de autorrealización que se basa en la perfecta unificación, reorganización y manipulación de las energías, donde la sexualidad consciente ocupa un lugar más en una larga lista de métodos para lograrlo. Calle explica que el llamado Neotantra, que se dispara en Occidente de la mano de Osho, pone el acento en este aspecto y coloca las prácticas vinculadas a la sexualidad en el centro de la escena.

“En el Tantra operan todas las energías. Tantra es aprender a encauzar, reorganizar y reorientar todas nuestras energías, desde lo más burdo a lo más sutil”, dice Calle. Y el Tantra Yoga es una herramienta central en este aprendizaje.

@tantra.yoga.argentina

por Ivonne Jeannot

Galería de imágenes

En esta Nota

  • Osho

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario