Viernes 23 de abril, 2021

COSTUMBRES | 13-04-2020 18:33

Estudiar en casa en cuarentena

Desde tecnología y marketing hasta repostería, los cursos online viven un gran momento. Por qué son ideales para enfrentar mejor la crisis.

En días inciertos, en los que una pandemia azota al mundo y la gran mayoría de los países están en aislamiento, parece haber dos posturas. Mientras unos se toman este tiempo como un descanso obligado, otros han decidido ponerse al día con actividades postergadas, desde arreglos domésticos hasta lecturas inconclusas. En este último grupo, el de los que buscan ser permanentemente productivos, resalta una actividad que aunque siempre estuvo disponible, por estas semanas brilla con más fuerza: la de hacer cursos online de todo tipo de disciplinas y en toda clase de instituciones. Aquí, un repaso por las plataformas más visitadas y los intereses en auge en días extraordinarios.

Las más populares. Dos de las plataformas que más suelen publicitarse son Coursera y Domestika.

Nacida en 2011 por iniciativa de académicos de la Universidad de Stanford, Coursera cuenta con cursos en inglés, español, francés, italiano y chino. Además de la universidad que le dio vida, ofrece contenidos de establecimientos como Berkeley, Columbia, Duke, NYU y el Politécnico de Milán, entre 207 instituciones. Con estos socios, la oferta llega a los 4178 cursos, tanto pagos como gratuitos. Por estos tiempos están haciendo hincapié en algunas versiones gratis que pueden ser especialmente útiles, como cursos de bienestar y salud mental (desde mindfulness a “la ciencia del ejercicio”), tecnología y salud pública. Y si bien en la plataforma siempre existió la variante gratuita sin acceso a certificado ni exámenes, en esta selección se ofrece el combo completo. Como nota de color, incluso han creado cursos para entender la epidemiología y ciencia detrás del coronavirus, asegurando proveer “información basada en hechos sobre este desafío de salud pública mundial”.

cursos online

Domestika, por su parte, se define como “la mayor comunidad creativa”, y además de ofrecer sobre todo cursos que estimulan la propia creación, se enorgullecen de generar unión entre sus estudiantes y profesores, con más de un millón de profesionales a disposición para intercambiar conocimientos. Entre sus cursos más populares rankean varios de introducción a Photoshop e Illustrator, de ilustración, fotografía y edición de video para Instagram, community management y hasta carpintería, cerámica, bordado y tatuaje.

De intelectuales y particulares. Con enfoque más académico, “edX” fue fundada en 2011 por el MIT y la Universidad de Harvard, ambas aportando millones de dólares para este proyecto sin ánimo de lucro. Habiendo comenzado con el programa “Circuitos y Electrónica”, hoy ofrecen cursos que van desde las categorías de Administración de Empresas y Arquitectura a Derecho, Física y Filosofía y Ética, en una especialización un poco más “dura” que sus competidoras. Con más de 10 millones de usuarios registrados (es la segunda plataforma más grande detrás de Coursera, con 23 millones), su fuerte es el prestigio universitario, permitiendo incluso que algunos de sus programas signifiquen créditos en distintas carreras presenciales.

Para los que quieren algo más liviano, pero un poco más formal que un tutorial de YouTube o Instagram, la web también se pobló de propuestas. En cuestión de cocina, muchos liberaron sus contenidos u ofrecen descuento. En Gato Dumas, por ejemplo, se puede acceder a un 35% off en todos los cursos de la plataforma, pudiendo aprender online con gurúes como Roberto Petersen o Mauro Massimino. Y en Crudo, referente de la cocina vegana, hasta el 15 de abril se ofrece gratis el curso de Cocina Basada en Vegetales, dictado por el reconocido Máximo Cabrera. En tanto si lo que se aprecia es el humor, la Escuela Online de Comedia propone para este abril un curso de Stand Up Inicial, para familiarizarse con las técnicas del género y aprender de escritura humorística. Para idiomas, los cursos gratuitos de Duolingo son un éxito.

cursos online

 

Exigencia necesaria. Sobre si es mejor la postura del que elige convertir este tiempo en productivo o el que prefiere aprovechar para relajarse, los expertos sostienen que mantener la mente ocupada siempre es importante, sea dentro o fuera de la cuarentena. “Cuando la gente tiene demasiado tiempo libre surge una tendencia natural a tener un pensamiento negativo, y de este pueden surgir sentimientos negativos como tristeza, depresión y angustia”, apunta Omar Hein, licenciado en Psicología y terapeuta familiar. Bajo esa mirada, inscribirse en un curso que pueda brindar sensación de utilidad y crecimiento personal siempre va a leerse como algo bueno. E incluso si pareciera que la energía para esto no está, es importante recordar que la mayoría de las veces el camino se hace al andar. “Muchos esperan a tener entusiasmo para anotarse en el curso, y es al revés. Hay que inscribirse y comenzar a cursar para que la energía aparezca, así como la sensación de valía y la noción de que se tienen recursos de los que no se sabía”, recomienda el especialista.

Para algunos, puede parecer raro dedicarse a estudiar o sumar habilidades al currículum en medio de una pandemia. Pero esta naturalización de las actividades cotidianas en medio del desastre es un mecanismo de defensa necesario para poder sobrevivir. “Un amigo, ex combatiente de Malvinas, me contó que en la trinchera pasaron días enteros sumergidos en el barro, con frío, sin dormir. Y que aunque las bombas les explotaban a 50 o 70 metros, en un momento lo naturalizaron y comían, bebían y hacían chistes en ese contexto”, describe Hein. En estos días, similares a una guerra y con la certeza de que habrá quienes no sobrevivan, el proceso es el mismo. Estamos en peligro, pero necesitamos seguir adelante con la vida cotidiana. En el proceso de ocuparnos para no pensar puede que salgamos de esto más enteros y sabios.   

cursos online

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios