Viernes 9 de diciembre, 2022

DANZA | 22-11-2022 16:49

“Machinal: Feminismo y muerte

Dirección y adaptación: Daniel Teveles. Coreografía: Teresa Duggan. Música original: Daniel Schnock. Intérpretes: Paola Sanabria, Estela Kiesling, Julián Mardirosian, Max Accavallo, Claudio Favieri, Estefanía Gulla, Walter Fauve, Nicole Núñez Silva, Julia Tapia, Mario De Luca, Isabel Guerra Marfull. En El cubo (Zelaya 3053, CABA), jueves a las 20,30, hasta el 1º de diciembre. Loc por Alternativa Teatral.

 

★★★★ Sophie Treadwell (1885-1970) fue una escritora y dramaturga norteamericana, comprometida con el movimiento feminista que cobró fuerza durante los primeros años del siglo XX. Su obra más conocida es “Machinal”, estructurada en nueve episodios, basada en un caso real, donde Treadwell expone sin filtros la situación de sometimiento de la mujer. La trama nos cuenta la historia de Helen, señalada y burlada por sus compañeros de oficina, quien se casa con su jefe, a pesar de que éste le produce un rechazo visceral. Su madre, imbricada en una sociedad que predica el (buen o mal) matrimonio como objetivo final en la vida femenina, es un eslabón inmediatamente anterior en esa cadena de callado sufrimiento, pero aún así consiente ese estado de cosas y agrede a su hija ante el primer atisbo de rebelión. La noche de bodas, la maternidad, el amamantamiento, el amor prohibido, y por último, la condena a muerte, son los tópicos que la escritora vuelca en escena como fuerte denuncia, a cara descubierta, sin misterio ni sugestión.

El punto fuerte de esta versión de “Machinal” está en el enfoque elegido por Daniel Teveles, con la impar colaboración de Teresa Duggan. Se percibe un cuidadoso trabajo sobre las palabras y el decir, complementado por la danza para relacionar a Helen con su ‘alter ego’, y para describir la gris existencia de los oficinistas, mimetizados entre sí en sus pasos y en el acarreo de los objetos escenográficos, todo lo cual se inscribe en el teatro físico, como también la mímica y el gesto expresionista. Complementado por un vestuario que alude impecablemente a los años 20 y una escenografía esquemática y eficaz, el desempeño de los intérpretes fue sólido, con especial lucimiento de Paola Sanabria como la protagonista y Julián Mardirossian como su repelente marido.

Galería de imágenes

En esta Nota

Patricia Casañas

Patricia Casañas

Periodista crítica de danza.

Comentarios