lunes, febrero 24, 2020

ECONOMíA | 20-01-2020 18:18

Al límite del default, la provincia de Buenos Aires intenta seducir bonistas

En el gobierno de Kicillof admiten que cada día hablan con los acreedores para convencerlos o mantener su apoyo hasta la fecha límite de pasado mañana.

El ministro de Economía bonaerense, Pablo López, el mismo que era secretario de Finanzas de la Nación en 2014 cuando el país cayó en default técnico, ahora negocia día a día con los tenedores del bono que vence el 26 de enero para que acepten cobrar recién el 1 de mayo. Inició conversaciones formales con ellos el 7 de enero, una semana antes de que se anunciara la propuesta de postergación de pago, que debe ser aceptada por el 75% de los acreedores antes del 22 de enero.  

El 60% del título está concentrado en pocas manos, sobre todo las del fondo norteamericano Fidelity, pero ninguno tiene más del 25%. El restante 40% está atomizado. Royal Bank of Canada, BlackRock, JP Morgan Chase, Allianz, Prudential y Tavelli son acreedores.
“Algunos bonistas están receptivos, el gobierno bonaerense no dio un salto al vacío y se puede llegar al 75%, pero los que dicen que sí un día después pueden decir que no y viceversa”, admiten fuentes de la negociación. “Es un ida y vuelta que hay que monitorear a diario”, agregan.

Si la provincia endeudada que Axel Kicillof heredó de María Eugenia Vidal no logra el 75%, puede entrar en default, lo que resultaría perjudicial para ambas partes. Si no se alcanza, se puede postergar el período de consentimiento unos días más. También podría pedir a la Nación un adelanto de la coparticipación, aunque se trata de un mecanismo de financiamiento de corto plazo, o puede recurrir al fondeo del Banco Provincia, aunque el gobierno de Kicillof pone en duda su capacidad de prestar.

Galería de imágenes

Alejandro Rebossio

Alejandro Rebossio

Editor de Economía y columnista económico de Radio Perfil.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario