ECONOMíA | 23-01-2020 19:16

La aceitera Vicentín, el principal deudor del Banco Nación

Es la mayor exportadora de granos y aceites y la séptima empresa que más factura en la Argentina. Pertenece a una familia santafesina.

Vicentín, la mayor exportadora de granos y aceites del país y la séptima empresa que más factura en la Argentina, es el principal deudor del Banco Nación. La empresa propiedad de la familia santafesina Vicentín, que se encuentra renegociando su deuda con los acreedores privados para evitar un concurso preventivo, debe 17.986 millones de pesos a la entidad financiera estatal.

Las nuevas autoridades del Nación, con Eduardo Hecker a la cabeza, iniciaron un sumario administrativo contra los gerentes de banca corporativa porque entre agosto y noviembre de 2019 siguieron aprobando financiaciones de exportaciones a Vicentín, pese a que la compañía les había dejado en ese periodo de saldar sus créditos, según un vocero del banco. La aceitera reconoce que el impago pero lo atribuye a "cuestiones operativas" mientras le ingresaban pagos. También recuerdan que la deuda con el Nación se acumuló en las últimas cinco décadas.

Otra gerencia del Nación, la de riesgos, había elevado notas al directorio, que lideraba Javier González Fraga, pero los préstamos continuaron. Se trata de financiamiento que no aprobaban los directores sino los gerentes de línea de banca corporativa. El vicepresidente del Nación era Lucas Llach. NOTICIAS intentó comunicarse sin éxito con González Fraga y Llach.

Con la devaluación de agosto, la deuda de Vicentín se agrandó en términos de pesos. El posterior impago la incrementó por la acumulación de intereses, según el vocero del banco. Pero la empresa siguió pagando a sus proveedores, y no así al Nación. De todos modos, los gerentes del banco la mantuvieron en la categoría 1, la de los deudores sin inconvenientes. Con el nuevo gobierno, la cambiaron a 4, la de los incumplidores, y se abrió un sumario administrativo interno para investigar el caso. Las actuales autoridades consideran que Vicentín cuenta con fondos suficientes para pagar porque calculan que su deuda actual equivale al 15% de la facturación de 2018, una relación que no le impide abonar sus obligaciones a otras grandes compañías como YPF y Arcor.

En el banco que ahora preside Hecker sostienen que buscan recuperar la deuda, pero no acogotar a la firma. Se dicen dispuestos a refinanciarla, como lo están haciendo con otros deudores afectados por la crisis, pero le reclaman una propuesta de pago.

El Nación es el principal acreedor de Vicentín. Les siguen el Banco Provincia y la AFIP. En Vicentín aclararon la deuda con organismos del Estado representa el 30% de la total de la empresa. La mayoría de los acreedores son privados locales y extranjeros.

Dos fuentes oficiales aseguran que reconocidos personeros del entorno de Mauricio Macri, incluso un ex alto funcionario de Jefatura de Gabinete, presionaban a la línea del Nación para refinanciar a Vicentín. Las actuales autoridades del Nación prefirieron no comentar al respecto.

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Rebossio

Alejandro Rebossio

Editor de Economía y columnista económico de Radio Perfil.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario