Viernes 23 de octubre, 2020

ECONOMíA | 15-10-2020 16:42

Fernández la pifió: se produjo más gas en la era Macri, pero cayó YPF

Alberto Fernández dijo que la extracción gasífera había bajado en el anterior gobierno, pero aumentó 17%. Disminuyó la petrolera un 4%.

“Durante cuatro años se pagaron tarifas siderales y la producción de gas cayó”, soltó hoy el presidente Alberto Fernández al anunciar un nuevo plan de incentivos. ¿Pero es así?

La producción nacional de gas había bajado de 48.419 millones de metros cúbicos en 2009 a 45.528 millones en 2011, antes de que el kirchnerismo estatizara YPF.  Tocó piso en 2013 con 41.708 millones y desde 2014 en adelante se fue elevando año año hasta alcanzar los 49.347 millones en 2019. En 2015 eran 42.096 millones, por lo que el aumento en los cuatro años de Macri fue del 17,2%. Y el alza ocurrió a fuerza de subsidios que repartieron tanto Cristina Kirchner primero como Mauricio Macri después. Pero en 2020, por efecto del recorte de las subvenciones que había aplicado Macri en el final de su gobierno y por la pandemia, la producción cayó en los primeros ocho meses del año un 14,1%. Todos son datos oficiales  recolectados por el Instituto Argentino de la Energía (IAE) General Mosconi. El subibaja también coincide con la evolución del precio internacional del crudo.

En cambio, YPF, que producía 33,5 millones de metros cúbicos diarios en 2012, llegó a 44,7 millones en 2016 y fue recortando hasta 39,7 millones el año pasado. O sea, Fernández se equivocó al mencionar la caída de producción nacional de gas durante el gobierno de Macri. Lo que sí ocurrió es la baja de la petrolera estatal, mientras crecía la de las empresas privadas, sobre todo Tecpetrol, la del grupo Techint.

Las reservas comprobadas de gas eran de 398.529 millones de metros cúbicos en 2008. Se derrumbaron a 332.510 millones en 2011. Para 2015 ya había 350.483 millones y para 2019, 371.566 millones. Aquí también se dio el aumento inicial de la YPF estatal de 409 millones diarios en 2012 a 574 millones en 2015 y después el declive a 419 millones en 2019.

La producción de petróleo era de 35 millones de metros cúbicos en 2009, bajó a 32,1 millones en 2011, continuó descendió pese a la estatización hasta tocar un piso en 2017 (27,8 millones) y repuntó en 2018 y 2019 (29,5 millones). Sin embargo, si se compara 2019 con 2015 (30,8 millones), la conclusión es que en la era Macri disminuyó 4,2%. En el 2020 pandémico hay una contracción del 10,7% en los primeros ocho meses. El subibaja coincide con la evolución del precio internacional del crudo.

Claro que también hay que mirar lo que pasó con la producción de YPF en particular. En 2012 era de 227.000 barriles diarios, en 2015 llegó a 250.000 y bajo la gestión Macri fue reduciéndose hasta 226.000 en 2019. Crecieron entonces las petroleras privadas, cuando YPF dejó de marcar la cancha en el mercado energético argentino.

Las reservas comprabadas, a su vez, dan prueba de la evolución de la inversión. Porque si no se invierte, caen las reservas. En 2008, las de petróleo eran 400.698 millones de metros cúbicos. En 2011, 393.996 millones. En 2015, el gobierno de Cristina Kirchner finalizó con 380.730 millones y en 2019, Macri terminó con 379.796 millones. 

YPF pasó de 589.000 barriles de reservas en 2012 a 678.000 en 2015 y 613.000 en 2019. Sus inversiones en upstream (exploración y producción) de crudo y gas varió de 2.700 millones de dólares en 2012 a 5.400 millones en 2015 y 2.800 millones en 2019.

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Rebossio

Alejandro Rebossio

Editor de Economía y columnista económico de Radio Perfil.

Comentarios