domingo, diciembre 8, 2019

ECONOMíA | 11-11-2019 11:03

Ni salida uruguaya ni portuguesa: cómo es el modelo nórdico

Alberto Fernández ha elogiado el canje de deuda de Uruguay o la reactivación sin ajuste de Portugal, pero en el norte de Europa siguen estando los países más desarrollados.

Los países nórdicos se destacan por tener los mejores índices de desarrollo del planeta. Si bien tienen diversas realidades, coinciden en puntos neurálgicos como la educación, la eliminación de la pobreza y el cuidado del medio ambiente.

En la Argentina, hay un millón de estudiantes en universidades, con lo cual ustedes tienen una ventaja competitiva muy importante con respecto a la mayoría de los países del mundo, pero nosotros hemos avanzado más por dos elementos: competencia y apertura”, explicó Soren Vohtz, embajador de Dinamarca.

Con respecto a la competencia, amplió: “A pesar de que los países nórdicos tenemos un sector público importante, lo que realmente es el motor de la sociedad es la competencia y lo hemos visto desde los años 60, cuando con la necesidad de competir el Estado presionó a las empresas para que se desarrollaran nuevas tecnologías y eso en su momento a las empresas no les gustó, pero luego ha hecho que nos desarrollemos mejor”.

En relación con la apertura, destacó: “Para avanzar en el mundo, es imperiosa la apertura y el intercambio con otros países. Aprender de otros países es esencial para cualquier tipo de desarrollo. Nadie actúa solo en el mundo”.

En paralelo, no todo es desarrollo tecnológico, competencia y apertura, sino que también es clave generar una sociedad equitativa: “Eliminar la pobreza está incluido en el programa de desarrollo sustentable; es fundamental para el crecimiento de cualquier país”.

Hace ya varias décadas, cuando la situación de estos países era muy distinta, fue central el rol de las cooperativas. En ese punto, coincidieron el sueco Anders Carlsson y el noruego Lars Vaagen. En ese momento, fue fundamental tener un espíritu cooperativo y formar grandes redes cooperativas que trabajen entre sí y que generen puestos de trabajo y brinden servicios de calidad.

Hoy, muchas siguen existiendo e incluso algunas son muy grandes, pero tienen una lógica más parecida a las empresas tradicionales porque el momento es muy distinto y hay otras necesidades, finalizaron.

por Jonathan Raed

Galería de imágenes

Comentarios

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario