Martes 27 de octubre, 2020

ECONOMíA | 19-09-2020 09:13

VIDEO: Comenzará a regir la paridad de género en los directorios

Desde octubre, las sociedades anónimas, las empresas estatales y de servicios públicos y las asociaciones que renueven autoridades deberán incluir 50% de mujeres.

El Gobierno ha dispuesto que desde agosto las nuevas sociedades civiles y comerciales deban guardar paridad de género en sus órganos de administración. Y desde octubre las sociedades que renueven sus autoridades también deberán elegir mitad de varones y mitad de mujeres. La norma divide opiniones en las empresas argentinas y así lo reflejó el canal de TV pública alemana Deutsche Welle (DW) en un informe emitido ayer. 

Gabriela Renaudo es la CEO de VISA para Argentina y el resto del Cono Sur de América. Es una de las pocas mujeres que encabezan empresas en este país. Solo el 7% de las compañías tiene una presidenta y apenas el 10% de los cargos directivos de las firmas están ocupados por mujeres. Renaudo lo atribuye sobre todo a mandatos culturales: "Eso genera, por supuesto, que las organizaciones en general, a partir de esos mandatos o sesgos culturales, tampoco tengan todas las estructuras y beneficios generados para apoyar a la mujer a que en ese momento de quiebre, digo yo, cuando llegan a posiciones medias y tienen que seguir creciendo y tiene que tomar esas decisiones, acompañarlas a que puedan manejar su vida personal".

El informe completo:

Renaudo apoya la nueva decisión del Gobierno de Alberto Fernández de establecer la paridad en los directorios de sociedades anónimas, empresas estatales y de servicios públicos y asociaciones civiles: "Crea conciencia de que al momento de elegir una persona para un directorio el género no tendría que ser un problema, tendría que ser capacidad intelectual, su capacidad emocional, su capacidad de liderazgo".

En la Inspección General de Justicia (IGJ) se registran las sociedades y las renovaciones de sus autoridades. Este organismo controlará que cumplan con la paridad de género y si no lo hacen, deberán justificarlo de manera razonable. Aquellas que incumplan la norma deberán abonar una multa de poco más de 10.000 pesos, pero sus autoridades carecerán de aprobación legal. "Si no pueden cumplir hoy con el cupo del 50, por ahí pueden implementar alguna política de género, tendrán que explicar cuál es su política de género hacia el futuro", explicó Darío de León, director de Sociedad Comerciales de la IGJ. La norma también abarca a las cámaras empresariales. "Una asociación que tiene miles de socios y socias va a tener que justificar por qué no puede cumplir con la norma", detalló De León. 

En la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, la disposición gubernamental  ha caído mal. Su secretario, Mario Grinman, así lo manifestó: "Es una locura impracticable. Esto solamente pasa cuando tenemos funcionarios o gobernantes que no tienen la menor idea de lo que sucede". En la cámara exponen su propio ejemplo. "Debe haber por lo menos el 10% o un poquito más de empresarias mujeres, ¿sí?. Se van incorporando, pero en la medida en que ellas mismas lo solicitan", dijo Grinman. La norma establece excepciones a las que podrán acogerse, por ejemplo, asociaciones de curas, monjas o veteranos de la Guerra de Malvinas.

por R. N.

Galería de imágenes

Comentarios