Lunes 30 de marzo, 2020

ECONOMíA | 07-01-2020 16:56

¿Volvieron la maquinita y el atraso del dólar?

Las incógnitas sobre la política que lleva adelante el presidente del banco central Miguel Ángel Pesce. 

Hay incógnitas que se ciernen sobre la política que está llevando adelante el presidente del banco central Miguel Ángel Pesce en cuanto la política monetaria y la política cambiaria. 

Una es si le está dando a la maquinita para financiar al tesoro, la otra es si hay un atraso cambiario. Es decir, se está apreciando el peso en términos reales, o sea ajustado por la inflación y eso va a llevar a que, poco a poco, los productos y los servicios argentinos sean más caros y dejen de ser competitivos frente a los extranjeros.

En cuanto a lo primero, en el equipo de Pesce, lo que sostienen es que se está usando la maquinita pero lo mínimo necesario. Apenas le están dando a la maquinita. Esa maquinita empezó a funcionar después de la emisión cero que había planteado el Fondo Monetario Internacional en 2018, se empezó a usar en el final del gobierno de Macri con Guido Sandleris como presidente del Banco Central. Continúa en la era de Alberto Fernández, pero insisto, en forma moderada según lo que sostiene una fuente del Banco Central. Sí lo que está haciendo el Central es darle reservas al Tesoro para que pague las deudas. 

Por otro lado, en cuanto al atraso cambiario, en el equipo de Pesce sostienen que no hay un atraso cambiario, pero tampoco hay un tipo de cambio fijo para controlar la inflación. El ancla cambiaria del que se habla para evitar que haya aún más inflación de la que hay. Si uno mira el tipo de cambio real multilateral que es el tipo de cambio ajustado por inflación y en relación a las monedas de los países con los que comercia Argentina, no sólo el dólar, uno puede ver que están a un nivel de 120, es un nivel que tenía Argentina en principios de 2011, que fue después bajando a un nivel de alrededor de 110 y que fue lo que llevó a que había muchas expectativas de a devaluación en ese momento que terminaron deshaciéndose porque el entonces gobierno de Cristina Kirchner instaló el cepo cambiario. Este nivel actual, después volvió a aparecer con la devaluación de 2014, pero rápidamente se esfumó. No se alcanzó con la devaluación de 2015 que impuso Macri al salir del cepo cambiario. Tampoco cuando se devaluó el peso en abril de 2018, pero si en septiembre 2018 y sí, también, en agosto de 2019. Es un tipo de cambio competitivo, pero en la medida en que permanezca fijo y en que crezca la inflación se puede ir perdiendo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Rebossio

Alejandro Rebossio

Editor de Economía y columnista económico de Radio Perfil.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario