ECONOMíA | 08-01-2020 12:19

Daniel Arroyo: "Que la gente de los planes sociales pase al mundo del trabajo"

El ministro de Desarrollo Social quiere reconvertir los subsidios de Macri en empleo en obras, producción de alimentos, textil, cuidado y reciclado.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, no sonríe para las fotos hasta que el fotógrafo se lo pide. Tiene en sus manos una de las prioridades que se fijó el gobierno de Alberto Fernández en su arranque.

Noticias: ¿Cuál es su objetivo?
Daniel Arroyo: En la primera etapa tenemos tres. Que todos coman. Ese es el Plan Argentina contra el Hambre. Segundo, desendeudar a las familias. Todo el mundo debe plata y termina tomando crédito al 200% de interés en la financiera de la esquina. Hay que armar un sistema de crédito no bancario para comprar máquinas y herramientas. Y lo tercero es que la gente de los planes sociales pase al mundo del trabajo. Ahí identificamos cinco sectores productivos más intensivos en mano de obra: la construcción en términos de infraestructura básica como viviendas y veredas; la producción de alimentos; el textil, donde trabajan mujeres y jóvenes, gran tema de la desocupación; tareas de cuidado, muchas mujeres que cuidan gente grande y chica; y reciclado. 

Noticias: ¿Cuántas tarjetas darán contra el hambre?
Arroyo: Son 2 millones de chicos, 1,4 millones de tarjetas. Es una tarjeta del banco público que no permite extraer dinero del cajero y sí comprar alimentos excepto bebidas alcohólicas. Una tarjeta para las madres que tienen chicos menores de seis años, para las mujeres a partir del tercer mes de embarazo y para las personas con discapacidad que tienen asignación. Es de 4.000 pesos para las madres con un chico menor de seis años y de 6.000 para los que tienen dos o más. Empezamos a la semana en Concordia, la ciudad con los niveles más altos de pobreza. Además del derecho a la alimentación y gente produciendo alimentos, esto es desarrollo local. En total van a ser 60.000 millones de pesos en el año. 

Noticias: ¿Cuándo se entregarán todas las tarjetas?
Arroyo: Vamos a tener una acelerada grande en enero, febrero y marzo, cuando esperamos cubrir el 80% de lo que tenemos que cubrir. Hay un 20% que son zonas rurales donde el punto clave no serán las tarjetas sino la asistencia alimentaria. 

Noticias: ¿Cómo contactan a los beneficiarios?
Arroyo: Una vez que se define en qué localidades avanzamos, la Anses se contacta con las personas por mensaje de texto y el banco entrega la tarjeta, sin intermediarios. Previo a la entrega de la tarjeta, la mujer hace dos cursos pequeños, uno sobre nutrición y otro de cuidado de la salud de los chicos. Los dos datos más brutales hoy son que mes tras mes baja el consumo de leche...

Noticias: ¿Y el otro?
Arroyo: Estamos yendo hacia una generación de chicos petisos y obesos, que comen fideos, harina y arroz.  

Noticias: Miguel Ángel Pichetto dijo que no hay hambre...
Arroyo: Hay hambre y es comer salteado, es comer matecido y un pedazo de pan a la noche. El 14% de los chicos sufre de inseguridad alimentaria severa. No es la hambruna posterior a la Segunda Guerra Mundial, pero hay hambre y malnutrición. 

Movimientos sociales

Noticias: Hace cinco años no éramos Alemania, pero no había tantos chicos pidiendo en la calle.
Arroyo: Hay dos cosas nuevas que pasaron en estos últimos cuatro años: una, que aumentaron los alimentos. Segundo, el endeudamiento de las familias. Plata que entra en la casa es para pagar agujeros. En la calle, la novedad es que hay familias. Eso tiene que ver con el costo de los alimentos y los alquileres y con que se cayeron las changas. Entonces los chicos terminan pidiendo en las calles. Tenemos que trabajar mucho sobre los alquileres, el trabajo y que los chicos tienen que estar en la escuela. Hay que armar patios abiertos en verano. 

Noticias: ¿Hay estadísticas sobre mendicidad infantil?
Arroyo: No, lo que hay es una estadística de las organizaciones sociales sobre gente en situación de calle, que daba más de 7.000 personas, muchas de las cuales son familias. 

Noticias: ¿Cómo van a desendeudar a las familias? 
Arroyo: Tenemos 4 millones de personas que trabajan como gasistas, plomeros o cosen ropa en su casa y no acceden al crédito bancario porque no tienen garantía. El otro día me cruce con un tipo en Neuquén que hace pizza en su casa y gana 400 pesos por día. El problema es que nunca tiene para comprar una horma de queso y compra una parte, que sale más cara y con la que hace menos pizzas. Vamos a prestar desde eso, para el insumo, hasta para la maquinaria de la empresa recuperada. Eso se complementa con la Anses, que está bajando las tasas y dando un periodo de gracia a los que tienen créditos con ella. La pobreza es una pobreza con trabajo. La gente que tiene un plan social trabaja, pero cuando se cae la economía se le cae la changa y por eso todo el mundo está tan endeudado. 

Noticias: ¿Cómo pasarán personas del plan social al mundo laboral? Porque Macri lo intentó y fracasó.
Arroyo: Porque no había quien estuviera buscando trabajadores y porque hay que orientarlos a donde trabaja la gente más pobre. ¿Qué necesita alguien para trabajar? Tener habilidades duras, como saber de carpintería, y blandas, como ir a trabajar todos los días ocho horas. ¿Quién da esas habilidades blandas? La escuela. Como la mitad de los chicos no está en la secundaria, ese es nuestro tema central. Por eso vamos a armar una red de tutores, desde el cura, el pastor, la maestra, el técnico del club de barrio hasta el estudiante universitario. Uno puede dividir a los que tienen plan social en tres: los que cuando la economía arranca entran directamente; los que necesitan capacitación y acompañamiento y los complicados por problemas de salud o adicciones.

Noticias: ¿Los movimientos sociales llegaron al poder ahora que tienen varios funcionarios en su ministerio, como Daniel Menéndez y Emilio Pérsico?
Arroyo: Yo no veo que llegaron al poder sino que los movimientos sociales son parte de la solución. Desde hace mucho vienen haciendo tres cosas: están en los comedores; empezaron con lo productivo, sobre todo en textil y alimentos, con muchas dificultades porque la situación está complicada; y dieron visibilidad a los que nadie ve, a los más pobres. Los que hoy son funcionarios tienen como base fortalecer la economía popular, la producción en aquellos cinco sectores, la comercialización.

Daniel Arroyo

Noticias: ¿Por qué Juan Grabois no entró al Gobierno?
Arroyo: Gran parte de las organizaciones sociales designó a las personas con mejores perfiles para estar en el ministerio. Claramente Grabois y la mayoría de los dirigentes sociales están del lado bueno de la vida: acompañan, le ponen el cuerpo, trabajan y están en los barrios.

Noticias: Grabois advirtió al Gobierno que la mecha está corta...
Arroyo: Escucho con mucha atención a los que recorren los barrios y yo también los recorro. La situación social está muy crítica. Por eso aceleré la tarjeta alimentaria, que pensaba lanzarla en febrero.

Noticias: ¿En el tercer trimestre de 2019 subió la pobreza, como dice la Universidad Católica Argentina (UCA), o bajó, como se infiere de los datos preliminares del Indec?
Arroyo: El Indec está trabajando bien y marcó 35% al 30 de junio. Después de eso se complicó mucho el costo de los alimentos y seguramente la pobreza tiene que haber aumentado hacia fin de año, porque se mide semestralmente. Lo sabremos en marzo.

Noticias: ¿A cuánto hay que bajar la pobreza en 2023?
Arroyo: El gobierno anterior arruinó las metas con eso de pobreza cero. No es tiempo para dar metas.

Noticias: ¿El aumento del IVA a los alimentos no impactará negativamente en la pobreza?
Arroyo: El Gobierno de Macri hizo algo medio absurdo que es quitar el IVA para todo de manera universal en el medio de un aumento del 30% de todo, y nunca nadie terminó de entender en qué parte de la cadena se sacaba el IVA o no. Lo que ha hecho Alberto Fernández es muy razonable. Por un lado, concentró la devolución del IVA en las personas que tienen la tarjeta de alimentos, las de asignación universal por hijo y los jubilados que cobran la mínima. Y generó un mecanismo para que se mantenga sin aumento la leche o que no se trasladara el cambio del IVA de manera directa al resto.

Noticias: Usted empezó a trabajar por la unidad del peronismo cuando la reforma previsional de 2017. Pero ahora su gobierno suspende la movilidad jubilatoria...
Arroyo: Macri construyó mecanismo como si no hubiera inflación. Los créditos UVA son el esquema más claro, que tienen sentido en un país sin inflación. Y la fórmula de movilidad partió de la idea de que iba a bajar la inflación, pero con una inflación alocada enloqueció todo el sistema. Hay que tener mecanismos razonables para la Argentina. Y la nueva ley da 180 días para construir una nueva fórmula. 

Galería de imágenes

Alejandro Rebossio

Alejandro Rebossio

Editor de Economía y columnista económico de Radio Perfil.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario