Domingo 25 de febrero, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 26-07-2023 11:34

El Dinero es un Mal Maestro

No hay un desperdicio más grande de tu potencial que trabajar por dinero.

El dinero nos da posibilidades, seguridad y muchas otras cosas, pero no nos enseña mucho. No nos avisa cuándo tenemos suficiente, no nos enseña la diferencia entre stocks y flujos financieros, ni nos prepara para administrarnos. Veamos por qué es importante cada uno.

Empecemos por lo básico ¿cuál es tu objetivo? ¿para qué estás trabajando? Si lo haces sólo por dinero nunca va a ser suficiente, es una carrera sin línea de llegada. Siempre va a haber más cosas que comprar (autos, propiedades) o experiencias que vivir (festivales, viajes, etc.).

Es tan sencilla la pregunta que muchas veces la pasamos por alto y caemos en el piloto automático de ir por más simplemente porque sabemos que hay más que podemos alcanzar. Por supuesto que el dinero nos da seguridad pero ¿trabajarías el doble para ganar el doble? Y si lo hicieras ¿cuándo y con quién lo disfrutarías?

A menos que definas hacia dónde vas, es difícil saber cuándo acelerar, cuándo cuidar la energía, o incluso cuándo llegaste y es momento de empezar a disfrutar. El dinero no te va a avisar.

Tampoco te va a enseñar la diferencia entre stocks y flujos financieros; ni más ni menos que la diferencia entre generar riqueza y ganar dinero.

Sampras, uno de los mejores tenistas de la historia, mantiene un cómodo pasar más de 20 años después de haberse retirado porque generó riqueza, logró transformar sus ganancias (un flujo financiero temporal) en inversiones que hoy trabajan para él y sostienen su nivel de vida. Alcanzó la independencia financiera porque entendió (o le explicaron) que el único que trabaja de manera perpetua es el capital (su stock financiero).

Tyson, en cambio, dilapidó ganancias de ~u$ 500 millones (agotó su flujo) sin consolidar un capital (stock) que trabajara por él, se declaró en bancarrota en 2003 y tuvo que empezar de nuevo.

Creer que tu ingreso laboral va a sostenerte toda la vida es cometer el mismo error que Tyson: pensar que podes hacerle frente a algo perpetuo (tus gastos) con algo temporal (el flujo financiero de tus ingresos). Es el problema más previsible de todos.

Sampras y Tyson tuvieron un viaje patrimonial increíble, pero sólo Sampras gozó la estadía. La diferencia fue cómo se administró cada uno y eso tampoco lo enseña el dinero. De poco sirve viajar horas a tu destino soñado de vacaciones si tenés que emprender la vuelta inmediatamente; se disfruta el viaje, pero más se disfruta la estadía.

Pensemos en Enzo Fernández, el futbolista con la mayor apreciación de la historia, hoy su pase vale 12 veces más que en Enero. ¿Sería razonable esperar que ahora Enzo tenga 12 veces más conocimiento para administrarse?

A Enzo le pagan por poner su tiempo y habilidad al servicio de su empleador, a vos también. Ahora, si tu trabajo no tiene nada que ver con el manejo de dinero ¿por qué deberías saber administrarlo o invertirlo? No hay ninguna relación entre lo que ganas y tu capacidad para manejarlo. ¿Alguien que gana 200 y gasta el 90% se administra mejor que alguien que gana 100 y gasta el 40%? No.

A menos que te capacites (o cuentes con un asesor), vas a arrastrar muchas de tus limitaciones y preconceptos desde el primer sueldo hasta el último que cobres. Y si no aprendes a manejar el dinero, lo más probable es que el dinero te maneje. No hay un desperdicio más grande de tu potencial que trabajar por dinero.

Siempre estoy disponible a través de Instagram (@nr.asesorfinanciero), LinkedIn (Nicolás Rampinini) o en mi página web (nrampinini.com). Hablemos.

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios