EMPRESAS | 15-01-2020 16:51

¿Cómo la inteligencia artificial puede hacerte ganar más?

Grandes firmas tecnológicas ofrecen a empresas y organismos de gobierno la incorporación de inteligencia artificial a sus actividades.

Advertencia: este artículo fue escrito por un robot.

Esta aclaración, que por ahora resulta más cercana a la ciencia ficción, podría ser realidad muy pronto. ¿Cómo? Gracias a la inteligencia artificial (IA) y su aplicación en cualquiera de los ámbitos de la vida cotidiana. Esta tecnología jugará un rol decisivo en el futuro y las empresas lo saben: nuevas, consolidadas, grandes y pequeñas, todas trabajan en desarrollos y proyectos vinculados a IA.
Es lógico, ya que en un contexto desafiante el uso de la inteligencia artificial es un motor de crecimiento que proporciona enormes eficiencias, a la vez que automatiza procesos y tareas que antes requerían grandes esfuerzos.

“Gracias al proceso de transformación hacia la IA, las compañías cuentan con más tiempo para planificar estrategias más eficientes, creativas e innovadoras”, asegura Pablo Beramendi, gerente general de Google Argentina. En efecto, las estrategias empresariales sobre inteligencia artificial tienen que ver con la capacidad y la potencialidad de esa tecnología para colaborar en la resolución de problemas complejos y darle más tiempo a los seres humanos para otras actividades.

En esa línea traza sus objetivos IBM, que a través de la plataforma IBM-Watson busca ayudar a las empresas y a la sociedad a progresar. “Nuestra meta es que capitalicen sus datos en beneficio propio y, de esa manera, que tanto clientes como socios elijan cómo utilizar su información y desarrollar soluciones propias únicas”, explica Carolina Golia, líder de inteligencia artificial y arquitecta de TI (tecnología de la información) en la filial local de IBM.

“Distintas soluciones muestran cómo la IA puede marcar la diferencia en la productividad”, aporta Adrián de Grazia, country manager de Intel Argentina, para quien la investigación y el desarrollo en IA, sostenible y financiado por los gobiernos, ayudará a explorar las capacidades interminables de esta tecnología en áreas como salud, ciberseguridad, seguridad nacional o educación.

“A medida que se adopte esta tecnología, la implementación de políticas federales será fundamental para garantizar un uso más efectivo y responsable, establecer marcos éticos claros para guiar el desarrollo y educar al público para una mejor comprensión de beneficios”, añade De Grazia.

Un informe de 2018 de Microsoft y el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) destaca que la inteligencia artificial, al igual que las demás tecnologías que revolucionaron la economía en el pasado, generará beneficios en casi todos los sectores.

Al respecto, Fernando López Iervasi, director de negocios y grandes empresas de Microsoft Argentina, destaca que observan “un interés generalizado en esta tecnología, desde diversos sectores, para la reducción de costos, como solución para la integración de sistemas, para el mejor uso de datos y para la atención de los clientes”.

La proyección del negocio. Otro relevamiento a nivel global de la consultora PwC en 2017 estimó que las tecnologías de IA podrían aumentar el PBI mundial en US$ 15,7 billones para 2030, lo que representa un aumento potencial del 20%.

Con esas perspectivas, claramente, la inteligencia artificial se perfila como un modelo de negocios exitoso, transversal a múltiples industrias. “Puede ser utilizada por compañías de sectores bien tradicionales como retail o finanzas, industrias más disruptivas como las energías renovables y hasta por pymes y emprendedores”, explica López Iervasi, de Microsoft.

Desde Google aseguran que aún queda mucho camino por recorrer ya que actualmente sus desarrollos están apenas al 1% de lo que podrían hacer en el futuro. “Esto se refleja también en la Argentina, que tiene una gran oportunidad para posicionarse como proveedor clave de la economía del conocimiento”, reconoce Beramendi.

Buenas perspectivas locales. En el mercado se habla de que el sector de la tecnología es impulsor de crecimiento, respaldado por normativas gubernamentales, educación líder en la región y recursos expertos que se abren al mundo aprovechando sus conocimientos.

Pero para trabajar con éxito “es clave tener una visión integral del ecosistema nacional de IA y de la coordinación académica, industrial y de la sociedad civil”, considera el máximo directivo de Intel en la Argentina.
A nivel local, la IA tiene un potencial enorme. “El informe que hicimos con el Cippec determinó que el PBI argentino se podría acelerar hasta 4,4% en los próximos diez años si adoptamos más rápidamente tecnologías asociadas a la IA”, expresa López Iervasi. Y por eso, la estrategia de Microsoft sostiene que la potencialidad de desarrollo es una de las principales características del negocio local.

Efectivamente existen muchas expectativas y apuestas por la tecnología de IA, junto con otras (cloud, analytics, blockchain, etc.), dado que no sólo permiten generar ahorros y eficiencias, sino que también introducen innovación en la forma de resolver problemas. Un relevamiento de IBM permite afirmar que las empresas tienen o están listas para abrazar la inteligencia artificial a tal punto que casi el 90% espera que desempeñe un papel importante en el futuro de sus organizaciones. “Incluso el 46% de empresas de alto desempeño encuestadas ya está testeando, implementando u operando soluciones de inteligencia artificial”, ratifica Golia.

Por último, remarca López Iervasi, “la IA no se trata de robots reemplazando el trabajo de personas, sino de  una tecnología capaz de amplificar nuestras capacidades como trabajadores, optimizar los negocios y generar un impacto positivo en la economía del país”.

Si bien es bueno saberlo, no está de más aclarar que este artículo -por ahora- fue escrito por un ser humano. l

Galería de imágenes

Carlos Toppazzini

Carlos Toppazzini

Periodista.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario