Thursday 23 de May, 2024

EMPRESAS | 14-02-2023 08:42

Qué hay detrás de la ola de despidos en la industria tech

El alza de tasas de interés para frenar la inflación afectó el crecimiento de las tecnológicas globales. Crisis y fin de una era.

Las esperanzas del sistema capitalista parecían estar depositadas sobre un grupo de empresas que tenían como característica principal la adaptación a las nuevas reglas de juego universales: la omnipresencia de la globalización. En febrero de 2020 las acciones de Zoom Video trataban de llegar a los US$80, justo antes de iniciarse la pandemia en la que se destacó como un símbolo de una de las salidas a la crisis sanitaria planetaria: para octubre del mismo año había multiplicado su cotización por 6.

El boom

Otro tanto ocurría con el resto de las empresas tecnológicas: el encierro potenció la utilización de herramientas de conexión virtual y promovió nuevas formas de trabajo, generó movimientos urbanos nunca vistos y hasta alimentó la ola de la “gran renuncia” en trabajadores calificados de países desarrollados, pero también entre la élite tecnológica argentina. Tres años más tarde, el precio de la acción volvió a su lugar original pero la expansión de su mercado y el flujo de ganancias en compradores y vendedores fue notable.

Despidos en la industria tecnológica.

Esta ilusión se mezcló con un contexto económico muy diferente: la respuesta de los gobiernos (sin distinguir color político ni orientación ideológica) fue la de emitir dinero para amortiguar la caída abrupta de la recaudación tributaria, pero ese mismo tsunami monetario que salvó de una recesión mayor generó con una demora de un año, una ola inflacionaria, combinada además, con problemas en la oferta de insumos por cuestiones logísticas de la cadena de producción de la gran factoría mundial que es el sudeste asiático.

La respuesta a esta amenaza inflacionaria (con índices de entre 8% y 20% según el país y sus características) fue la de subir la tasa de interés, movimiento iniciado por la Reserva Federal (FED) partiendo de los valores casi establecidos en el 0%, que cada trimestre iba ajustándose hasta llegar al 4,5% del mes pasado con previsiones.

Mientras este marco se iba desarrollando, la expansión de las grandes tecnológicas fue en aumento, generando, incluso, movimientos dentro del Congreso de los Estados Unidos y la Comisión Europea por investigaciones antimonopólicas o por elusión impositiva a gran escala.

Despidos en la industria tecnológica.

Cuesta abajo

Pero de golpe, todo este movimiento se diluyó con un freno articulado por dos cuestiones: los primeros indicios que se estaba agotando la “colonización” del mercado y el final de una época de financiamiento casi a tasa cero. Aun cuando todavía las tasas son neutras o levemente negativas, las proyecciones para los siguientes semestres muestran que a medida que baja el desempleo y la economía norteamericana muestra signos de estar saliendo del estancamiento con una inflación en baja, los planes de estos gigantes cambiaron y la variable de ajuste fue la de recortar empleos a la misma escala con la que trabajan: mundial.

Ya durante 2022 se estima que hubo un total de 160.000 despidos registrados entre más de 1.000 empresas del sector. En lo que va del año, otras 95.000 desvinculaciones ya fueron anunciadas. El mes pasado, Google anunció que recortaba 12.000 puestos, lo que equivalía al 6% de toda su plantilla global. Zoom anunció que eliminará 1.300 puestos (un 15% de su nómina) y bajará el salario base de sus altos ejecutivos. Mark Zuckerberg emprendería próximamente una nueva poda en Meta

Despidos en la industria tecnológica.

Dell también sacó al 5% de su fuerza laboral (6.600 trabajadores); PayPal hizo lo propio con otros 2.000 (un 7% del total). Además, Amazon anunció que recortaría en un futuro 18.000 empleos pero que significa algo más del 1% de su plantel total (1,5 millón, siendo uno de los empleadores privados más grandes del planeta). 

Salesforce ya avisó que está despidiendo a otros 8.000 (un 10%) y Coinbase (una plataforma de administración de criptomonedas) sufrió un embate doble (por la caída en su mercado financiero) y despidió algo menos de 1000 empleados (20% del total). Spotify, líder mundial de las plataformas audio, anunció a fines de febrero que recortaría el 6% de su plantilla, es decir, unos 600 puestos de trabajo.


Despidos en la industria tecnológica.

En todos los casos, además de las particularidades de cada mercado, la comunicación oficial de cada empresa, muy cuidada dado el alcance del impacto en el mercado bursátil, fue que la desaceleración del crecimiento del mercado obligaba a recalcular las proyecciones de crecimiento que habían impulsado el boom anterior.

Las idas y vueltas en las grandes variables monetarias afectaron el mercado accionario pero reencausaron los “fundamentos” de la industria, invitando a volver a su propia naturaleza: estimar ganancias futuras en función del valor agregado.

Galería de imágenes

En esta Nota

Tristán Rodríguez Loredo

Tristán Rodríguez Loredo

Editor de Economía.

Comentarios