Jueves 19 de mayo, 2022

EMPRESAS | 18-12-2021 00:05

Las pick-ups en envase mediano

Son compactas, se ganan un espacio y se abren camino hacia una lucha por el liderazgo entre las automotrices.

Fiat, Renault, Ford, Chevrolet, Hyundai, VW… La lista de los protagonistas de esta guerra es extensa. La pelea de las marcas se reaviva en la industria automotriz, esta vez en un segmento incipiente como el de las pick-ups medianas. Renault, con Oroch y Fiat, con la flamante versión de la Toro, fueron los adelantados. Ford anunció el desembarco de la nueva Maverick. También asoman la Chevrolet Montana, la Tarok de Volkswagen y la Santa Cruz de Hyundai. Mientras que las pick-ups grandes forman parte del top ten de vehículos más vendidos en la Argentina, las medianas salen a escena y aspiran a ganarse su lugar.

Esta temporada cerrará en torno a las 7.500 unidades comercializadas, lo que implica un 2% de las ventas totales. Para el año próximo se pronostica que trepe a cerca de 10.000 unidades, es decir, un 2,6% del mercado. Se trata de un nicho que crece y que las automotrices proyectan que acelere, conforme al ingreso de más competidores. “Un acelerador importante de las ventas de pick-ups y en especial de las compactas, es la restricción a las importaciones de las SUVs tradicionales extrazona y el esquema de impuestos al lujo que no se aplica sobre las pick-ups. Esto permite lograr buen posicionamiento de precios”, explica Martin Scrimaglia, Brand Manager de Fiat. “Las pick-ups medianas surgen cuando se empiezan a comercializar las camionetas con doble cabina lo que las convirtió en vehículos multipropósito mejores para el uso diario que las de cabina simple”, describe Juan Pablo Grano, gerente general de Marketing de Toyota Argentina.

Tendencia. El mensaje de los consumidores es contundente. Y las automotrices responden para satisfacer la demanda. Las camionetas (pick-ups grandes y medianas, así como las SUVs) son las preferidas, por encima del segmento tradicional de los autos. Por ejemplo, el de las pick-ups grandes fue el que registró el mayor crecimiento de toda la industria en 2020 (pasó del 13,7% de participación en 2019 al 16,9% en 2020) y se convirtió en el segundo nicho que ganó más espacio en los últimos 10 años. Por su parte, el aumento de la participación de los Sport Utility Vehicles (SUVs) es un fenómeno mundial que desembarcó tanto en la Argentina como en la región. Desde 2017, el share de los SUVs fue en continuo ascenso, a un ritmo del 20% interanual: del 10,9% en 2017 hasta el 15,6% en 2020.

Marcelo De Carlo, Director de Marketing de Renault, explica el fenómeno: “Es un segmento que representa más del 20% en el mercado total, lo que lo convierte en el segundo más importante del mercado (detrás del B-Hatch). Ahí radica la importancia de no solo comercializar este producto en la Argentina, sino de producirlo localmente”, subraya De Carlo. Además, el mercado de América latina demanda más este tipo de vehículos y valora la dualidad de uso que tiene. Al respecto, Garro sostiene que el incremento de ventas en el segmento de pick-ups de una tonelada “es una tendencia global”. Sin embargo, considera que “tiene mayor preponderancia en regiones donde su uso es necesario por las condiciones geográficas, demográficas y climáticas. Por ejemplo, en Latinoamérica, Estados Unidos, Canadá, Australia, y parte de Asia”.

Fiat es uno de los que largó primero. “En nuestro país, el creador del sub segmento ‘C-Pickups’ fue la Fiat Toro allá por mayo de 2016”, recuerda Scrimaglia. El ejecutivo explica que “es una tendencia mundial que se basa en explotar al máximo los nichos posibles de cada segmento/producto”. En el caso de la Toro, comenzó en Brasil y luego llegó a la Argentina, para instalar un nuevo concepto, “el de “Sport Utility pick-ups”, agrega. Se trata de combinar lo mejor de los dos mundos: la robustez, capacidad y prestaciones de una pick-up mediana convencional, con la practicidad, el confort y la tecnología de una SUV mediana. “De esta manera, el público elige este tipo de productos porque ofrecen lo mejor de los dos mundos en una plataforma más chica, con mejor maniobrabilidad y, sobre todo, con un mejor precio”, sintetiza Scrimaglia.

Perfiles. ¿A qué perfil apunta? Lo responde Scrimaglia: “Un público joven, urbano que busca un vehículo polivalente que le brinde capacidad, potencia, tecnología y seguridad”. De Carlo también aporta su visión: “Es una camioneta perfecta para aquellos que buscan libertad y versatilidad, sin resignar espacio interior, ya sea para el trabajo o el placer”.

Renault desembarcó el año pasado en el segmento de las pick-ups medianas con la presentación de la Alaskan. “Una pick-up que es producida en la Fábrica Santa Isabel (Córdoba). Con este lanzamiento, reforzamos el protagonismo en el segmento de los vehículos utilitarios”, remarca De Carlo. Con una cobertura de este mercado del 97%, la francesa se convierte en la terminal “con la oferta más completa de vehículos para el trabajo, complementando la gama que ya representan con éxito Oroch, Kangoo, Master y Kangoo ZE”, indica De Carlo. En lo relacionado con la Oroch, Renault también participa del mercado de las pick-ups compactas y medianas, “sintetizando las mejores características de ambas”, cierra De Carlo. Uno de los protagonistas de la guerra de marcas que viene en envase mediano.

por Marcelo Alfano

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios