EMPRESAS | 19-07-2021 14:47

Movilidad estratégica: la logística en las ventas online

Con el crecimiento del e-commerce, la pandemia disparó la demanda de servicios de traslado de productos en la Argentina.

Un clic para confirmar una compra, un envío confirmado, un negocio que crece. Todo nace de una simple acción desde una computadora o un celular. Según eMarketer, Argentina es el país donde más creció el comercio electrónico minorista durante 2020 (100,6%), el cuádruple del promedio global (25,7%). Este incremento tuvo su impacto en el mercado de la logística, fenómeno que no es sólo local, sino que se está observando en toda la región: 8 de cada 10 latinoamericanos compraron en línea al menos una vez en 2019. Para 2023, se estima que el e-commerce en América Latina tendrá tasas de suba muy altas. “Las plataformas de marketplace son las protagonistas, ya que la mayoría de las ventas globales del comercio online se realiza a través de ellas. Llevar y traer se convirtió en una necesidad para las empresas y los clientes al ritmo del aumento de las transacciones online”, indica Silvina Prette, gerente Senior de Operaciones y Aduana de FedEx en Argentina. “En términos de volumen, lo que vivimos en los inicios del confinamiento en todos los países en donde trabajamos (Perú, Chile, México y Argentina) fue una explosión de consumo y ventas por internet. Explosión porque el volumen de ventas de nuestros clientes se multiplicó en promedio por tres veces en el lapso de tiempo de unos pocos días”, agrega Juan Valenzuela, CEO de Chazki.

Nuevo escenario. Nada es lo que era y los distintos actores del sector disfrutan de esta realidad. “El comercio digital creció exponencialmente. En nuestro caso, duplicamos el volumen operado durante 2020. Este posicionamiento que esperábamos que ocurriera en un par de años, se dio en pocos meses. Y no tiene vuelta atrás”, destaca Iván Amas, gerente Comercial de Andreani. La ejecutiva considera que “si bien previo a la pandemia las empresas productoras o intermediarias ya eran conscientes de la importancia de la supply chain”, el 2020 contribuyó a “demostrar que la logística no es meramente transporte y almacenamiento, sino que es algo mucho más complejo que implica, por ejemplo, la capacidad de gestión ágil y eficiente de flujos de información, aspectos de mucho valor competitivo para ellas”.

Las estrictas medidas de confinamiento fueron, para este negocio, un gran aliado. Aman detalla que “la cuarentena aumentó la necesidad de lo que se conoce como entrega ‘next day’. La gente aspira a recibir lo que compró en menos de 24 horas; caso contrario no le sirve. Este consumidor más demandante impacta, a su vez, en toda la cadena donde, por ejemplo, muchos vendedores pasaron del B2B al B2C”.

Prette coincide con que “el 2020 aceleró los cambios en los patrones de consumo”, con una marcada tendencia hacia la “omnicanalidad” y el surgimiento del e-commerce. Este comportamiento del consumidor generó un crecimiento del volumen total del 4,8% en la región para FedEx. “En el último año casi duplicamos el número de empresas que son 100% e-commerce en nuestra cartera, aumentó el volumen de envíos que manejamos y se quintuplicó el peso total de los paquetes exportados”, agrega la ejecutiva. Un dato más que reafirma la tendencia: comparando año contra año, el peso promedio por paquete de FedEx aumentó de 3 a 4,20 kilos.

Recursos. Del total de 248 empleados de FedEx en la Argentina, el 68% son miembros del equipo de primera línea que se desempeñan en las operaciones logísticas en el país, mientras que el 32% restante pertenece a los sectores de back office y áreas funcionales, quienes trabajan bajo la modalidad home office. “Debido a la pandemia, nuestra área Comercial cambió la forma en que contactamos a nuestros clientes. Pasamos de las reuniones presenciales a las llamadas telefónicas y videoconferencias, lo que nos permitió ser más productivos y eficientes, ya que el tiempo que antes se dedicaba a los desplazamientos ahora se concentra en proporcionar una excelente experiencia al cliente, atendiendo a una mayor base de clientes”, explica Prette.

El panorama se replica en los diferentes actores de la industria. Valenzuela señala que el confinamiento “generó que clientes no tradicionales del e-commerce conozcan y se familiaricen con la compra de productos vía web”. Aunque el ejecutivo deja constancia de que “esto no produjo ningún fenómeno nuevo, sino que significó una aceleración de tendencias que ya se venían desarrollando en el mercado previamente”. Esto obligó, desde su visión, a vendedores “reacios a modernizarse” a tener que utilizar las nuevas plataformas y a aceptar realizar operaciones a través del e-commerce, dado que durante meses este medio fue el único canal de ventas que tenían activo. “Más allá de esta situación, el aumento del volumen de ventas por internet era un proceso previo”, aclara Valenzuela.

En el caso particular de Chazki Argentina, el volumen de procesamiento en febrero de 2020 era de alrededor de 100.000 envíos por mes. “Venimos creciendo a un ritmo de un 23% mensual. Obviamente semejante velocidad de incremento nos tomó por sorpresa a todos en la rama. Nuestra ventaja para afrontar la situación fue tener como centro de nuestro modelo de negocio la pata tecnológica, lo que nos permitió asimilar el aumento de volumen sin tener que reestructurar procesos ni apurar/inventar nuevos desarrollos de IT”, agrega Valenzuela.

Lo que vendrá también parece traer buenas noticias para este sector. Para Aman, “el futuro del sector es muy alentador y ello tendrá impacto en toda la cadena de valor con saldo positivo para el consumidor”. Es por eso que en el bienio 2020-2021, Andreani invertirá US$ 60 millones en software, nuevas plantas, sucursales, vehículos, clasificadores de mercadería -como el nuevo “sorter vertical” que puso en funcionamiento en su Central Inteligente de Transferencia- y tecnologías de automatización de procesos. “Además, haremos un especial foco en nuestros desarrollos inmobiliarios, entre ellos Norlog, para que las pequeñas y medianas empresas puedan tener un espacio físico que apalanque su negocio. En definitiva, apostamos a que la logística sea uno de los motores de la recuperación”, concluye Aman. Todo por llevar y traer.

También te puede interesar

por Marcelo Alfano

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios