jueves, noviembre 14, 2019

EN LA MIRA DE NOTICIAS | 23-10-2019 09:02

Kirchneristas y macristas te explican América latina (a su gusto)

Los estallidos y la represión en Chile se suman a otras crisis regionales para justificar relatos a ambos lados de la grieta electoral argentina.

Hasta hace unos días, la tribuna kirchnerista ignoraba o reconocía a regañadientes los hechos sangrientos y atropellos del estado bolivariano contra millones de venezolanos. Esa denuncia de violaciones a los derechos humanos era una bandera que el macrismo enarbolaba con insistencia. Esta semana, el escenario se invirtió. Ahora es el kirchnerismo el que arde contra la represión del gobierno chileno a los manifestantes del subte. Y los macristas prefieren no opinar demasiado, buscando excusas para no tener que relativizar seriamente el supuesto milagro económico chileno. Aunque digan un par de cosas ciertas sobre el malestar que recorre América latina, ambos bandos le pifian a la honestidad cuando dan cátedra sobre la región.

Por estas horas, Twitter se llenó de genios que coinciden en cantarte la posta sobre la crisis del país vecino. La obviedad que te tiran, como si hubiesen descubierto la rueda, es que Chile demuestra que un modelo de distribución muy desigual de la riqueza solo cierra con represión salvaje. Lo propalan con satisfacción, eufóricos de que la realidad chilena les haya dado la razón justo en la víspera de las elecciones argentinas. Ni se molestan en explicar, sin embargo, por qué los tanques y la sangre derramada en las calles de Caracas no demuestran que el modelo chavista tampoco cierra sin represión.

Esa lección se la dejan a los macristas, que encontraron en el informe de la chilena Michelle Bachelet sobre violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Nicolás Maduro el argumento incontrastable de la inviabilidad de los populismos latinoamericanos. Con respecto a Chile, copian a sus adversarios kirchneristas, y se escudan en el principio de la no intervención y el respeto a la autodeterminación de las naciones para resolver los conflictos internos a su manera, según su idiosincracia.

A un lado y a otro de la grieta, van acomodando a sus expectativas oportunistas los cimbonazos latinoamericanos. Ayer les dio la razón el escrutinio incendiario en Bolivia, otro día el estallido social en Ecuador, la crisis institucional en Perú, la pulseada Bolsonaro/Lula en Brasil, y hasta el arrugue de Manuel López Obrador ante los comandos del heredero del Chapo Guzmán. Todo les da la razón, para justificar en la Argentina los modelos K y M. Y así nos venden sus respectivos relatos locales: cada cual con su ficción basada en algunos hechos reales.

Galería de imágenes

Silvio Santamarina

Silvio Santamarina

Editor Ejecutivo y columnista de Radio Perfil.

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario