CINE | 31-01-2019 11:47

Suspiria

En Suspiria se aprecia una artificiosidad que genera un raro y desastroso efecto: terror que no asusta de tan frío y calculado que está.

**1/2 Vaya uno a saber por qué a un director dotado como Guadagnino se le ocurrió hacer una remake de la obra maestra formal de Darío Argento. Está bien, tiene derecho, después de todo Brian De Palma hizo “Scarface”.

Pero aquí Guadagnino no sólo estira la anécdota de la escuela de danza infernal y macabra, sino que además deja de lado la cruel inventiva de Argento para la truculencia  e introduce casi incomprensibles o desconectados comentarios políticos, algún paralelo de mal gusto con la “realidad” (también incomprensible) y una artificiosidad que genera un raro y desastroso efecto: terror que no asusta de tan frío y calculado que está.

Si la original “Suspiria” era un descenso en espiral a la creciente locura, esta nueva versión, aún cuando intenta reinventar su modelo, es casi una exhibición de museo esterilizada de toda visceralidad. Sí, sí, tiene momentos. Pero sólo eso: momentos.

(Italia/EE.UU., 2018, 152') Terror. Dirección: Luca Guadagnino. Con Dakota Johnson. AM16.

por Leonardo D’Espósito

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario