Martes 3 de agosto, 2021

NOTICIAS URUGUAY | 14-02-2019 19:24

Cortázar, París y Montevideo

Hasta abril se exhibe “Cortázar en París”en el Hotel Esplendor Cervantes, donde el escritor se alojaba en Montevideo.

Siempre existirán buenas razones para recordar que hay una particular versión de Montevideo inmortalizada a través de la obra de Julio Cortázar. El escritor argentino (1914-1984), encontró en esta ciudad la inspiración necesaria para crear maravillas como “La puerta condenada”, escrita en 1956, en lo que en ese momento fue el Hotel Cervantes, hoy día Esplendor by Wyndham Montevideo Cervantes.

Rindiendo honor a uno de sus huéspedes más fieles del siglo XX, en la última semana de enero se inauguró en el hotel la muestra fotográfica “Cortázar en París”, el mismo día en que tuvo lugar un photowalk para descubrir la Ciudad Vieja desde la mirada de La Maga, coprotagonista de “Rayuela”, una de las obras más destacadas de la literatura latinoamericana, escrita en 1963 por el célebre autor.

La iniciativa es parte de la propuesta de la fotógrafa argentina Roxana “Rox” Boyer, directora del Grupo Cultural del Plata, quien en 2017 creó “Cortázar en París”, un ensayo que recorre la literatura del escritor y su visión de la ciudad que lo acogió y apasionó. Motivada por su propia historia familiar, la fotógrafa se deja atrapar por París y se ve envuelta en una serie de episodios dignos de las obras de Cortázar.

La muestra cuenta con la colaboración de la profesora, licenciada en Letras y dramaturga Sylvia Bonfiglio. “Siempre busco que las muestras sean interactivas. Con la lectura se genera una compenetración, la gente opina, participa. Por eso a las inauguraciones invito a un especialista en Cortázar, en este caso llega a Montevideo Sylvia Bonfiglio”, dice Rox Boyer encantada de cruzar el charco con 25 fotos de esta muestra que tantas satisfacciones le dio. La muestra ya recorrió distintas partes de Argentina y fue declarada de interés cultural por el gobierno de Buenos Aires.

Noticias: ¿Con qué se va a encontrar el espectador al visitar la muestra “Cortázar en París”?

Roxana Boyer: Es una muestra muy abierta al público, y muy personal también. Mi familia paterna es parisina, pero yo no estaba muy conectada con la ciudad, sabía muy poco sobre mis abuelos. Fui a Amsterdam a una exposición y cuando visité París me encontré con Julio, sin querer. Empecé a seguir sus huellas. Así fui creando una obra muy arquitectónica, que tiene que ver con sus pasos, con todo lo que a él le llamaba la atención. Las fotos no tienen título, porque el protagonismo lo llevan sus textos. Usé mucho la simbología de Cortázar: los puentes, las puertas, etc. A partir del juego con él encontré parte de mi historia. Fui a buscar algo que no sabía que iba a encontrar. Tiene mucho que ver con su célebre línea: “Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”.

Noticias: Es la primera vez que tras la inauguración de la muestra invitaron a un “photowalk”.

Boyer: Sí, es la primera vez que lo ideamos. Me pareció que estábamos en la ciudad que tanto inspiró a Julio para crear su protagonista, Lucía, conocida como “La Maga”. Tengo que agradecer infinitamente a Hotel Esplendor by Wyndham Montevideo Cervantes, porque son mis anfitriones. Cortázar se hospedaba en la habitación 205 cuando viajaba a Montevideo y es donde escribió cuentos, entre ellos “La puerta condenada”, y eso es muy significativo para mí. He tomado esos símbolos como míos, porque así como para él eran simbólicas las puertas, también lo son para mí, porque Julio, París y Buenos Aires, me abrieron las puertas al mundo.

Noticias: ¿Qué va a pasar con el material que se genere?

Boyer: Tenemos un gran equipo de producción en Grupo Cultural del Plata, y la idea es invitar a un jurado, y con las mejores fotos, a futuro, haremos una muestra.

Noticias: ¿Cómo surge la posibilidad de exponer en el hotel elegido por Cortázar en Montevideo?

Boyer: Actualmente soy la directora del Grupo Cultural Del Plata, que es una organización sin fines de lucro. Lo que hacemos es colaborar con artistas emergentes que quieran exponer; conseguimos los lugares, y abrimos puertas a quienes todavía no se han podido mostrar. En el caso de Esplendor by Wyndham Montevideo Cervantes, la gente que trabaja en Uruguay para el grupo gestionó el mítico hotel.

Noticias: ¿Cómo es su vínculo con Uruguay?

Boyer: No es la primera vez que expongo en Uruguay. En 2010 participé y gané un concurso de fotografía sobre el Bicentenario de Argentina, organizado por el Grupo Cultural Del Plata, que tenía su sede en Uruguay. Estuve en una muestra colectiva, con muchos uruguayos y una argentina más. Al año siguiente Uruguay conmemoraba su bicentenario y volví a participar en el concurso, y lo volví a ganar. Desde ese entonces comienzo a trabajar para el Grupo Cultural del Plata como coordinadora y colaboradora en Argentina. Mi vínculo con Uruguay está más asociado al interior del país, no tanto a Montevideo. Voy mucho a Durazno, fui a exponer una vez, a través del Taller La Imagen, dirigido y coordinado por Carlos Froster, que es un fotógrafo de allí. Nos pusimos en contacto porque nos gustó mucho el trabajo que hacemos y decidimos empezar a hacer algo por los dos países y las dos ciudades.

Noticias: ¿De dónde surge su relación con Cortázar?

Boyer: Siempre lo cuento en la inauguración: cuando llego a París, el micro en el que viajaba se rompe en el mismo lugar donde él escribió “La autopista del sur”. Yo estoy amigada con Julio y París, pero estuve muy enojada. Es que soy muy argentina, y por lo general extraño Buenos Aires cuando viajo, entonces es difícil que me sienta del todo a gusto en otro lado. Cuando esto sucedió fue, para mí, no solo una evolución como artista, sino que me llevó a un cambio interior, resultó en mi búsqueda de los pasos de mi familia. Yo viajaba con mi hermana, que es profesora de literatura y me recordó el cuento, pensé “me muero si estoy un día entero acá” (el cuento narra un gran embotellamiento en la autopista). A partir de ese momento sucedieron ciertas cosas que pasaban en cuentos de él, yo las tomé como señales.

por Victoria Rapetti

Galería de imágenes

Comentarios