EN LA MIRA DE NOTICIAS | 09-05-2019 11:06

VIDEO: El “fallido” de Vidal con la despedida de Macri

La gobernadora dijo que a fin de año el Presidente termina su gestión. Plan V, ruido de encuestas, y el miedo freudiano a la Bruja Cristina.

La campaña entra en su zona de alta tensión, donde rinde más la sangre fría que las grandes elucubraciones. Más Freud que Maquiavelo. Ayer lo demostró, seguramente sin querer, la perla electoral del PRO, María Eugenia Vidal. La gobernadora bonaerense acompañó a Mauricio Macri en un acto proselitista cuyo marco era la inauguración de unos talleres ferroviarios en Tolosa, casualmente la ciudad natal de Cristina Fernández. Durante su breve discurso, Vidal hizo referencia a plazos de culminación de obras, y precisó tiempos con una crudeza inesperada. “Cuando termine este año, cuando termine la gestión deee… el Presidente…”, se le oyó decir, micrófono en mano, rodeada de operarios, del ministro Guillermo Dietrich y, claro, del Presidente que terminaría este año su gestión.

Mirá el video del fallido:

La frase pasó desapercibida, aunque el video recorrió los portales de noticias y los espacios de publicidad audiovisual donde el Gobierno replica sus piezas de Youtube. Pero llama la atención el fraseo elegido por la gobernadora, teniendo en cuenta el marco de discusión permanente sobre la necesidad de un Plan V que sacude diariamente la campaña oficial. En un sentido republicano estricto, Vidal se expresó con corrección, es cierto. El Presidente termina oficialmente su gestión a fines de 2019. Y de hecho, aún no se inscribieron las candidaturas presidenciales para sucederlo en diciembre. Pero las palabras en campaña nunca responden a formalidades administrativas, especialmente en oradoras tan coloquiales y de modulación barrial como Vidal. No olvidemos que el Presidente al que ella menciona ya manifestó claramente –y de hecho se ve forzado a ratificarlo demasiado seguido, en público y en privado- que buscará la reelección, incluso a pesar de los sondeos que reflejan malos augurios.

(Leer también: Trump, FMI y Macri, aliados electorales para controlar al dólar)

Para chequear si NOTICIAS estaba sobreinterpretando su lectura de los dichos de la gobernadora, consultamos a varios altos funcionarios PRO, y todos coincidieron, con palabras y con gestos sugestivos, que la fórmula utilizada por Vidal fue poco feliz, aunque no malintencionada. En general, explicaron, en una situación así conviene hablar de “primer mandato” o “primera etapa de gestión”, o alguna frase habitual por el estilo, para despejar suspicacias lógicas, en un contexto de tanto debate por la candidatura presidencial macrista. Se supone que nadie en el Gobierno piensa o se prepara para que el Presidente termine su gestión a fin de año, si se cree que será reelegido. Más bien se considera lo que en la práctica es, una continuidad de gestión, marcada en todo caso por el hito del turno electoral. Salvo que nadie, o al menos no la gobernadora, lo prevea así.

(Leer también: Miedo a perder en Cambiemos: el duro camino a octubre)

Es muy posible que el “fallido” de Vidal no implique ni su voluntad de que Macri no se presente, ni su certeza de que si se presenta perderá. Habría que ver si su lapsus inconsciente no delata conversaciones privadas entre ella y el Presidente respecto del Plan V, con acuerdos que recién quedarán claros en el último momento de registro oficial de candidaturas, al calor de los sondeos decisivos del bunker comandado por Marcos Peña. Lo que sí revela la frase cruda de Vidal es el nivel de tensión emocional que genera en la gobernadora la incertidumbre sobre la candidatura presidencial. En su entorno dicen que siente miedo, tanto por el escenario de protagonizar el Plan V, lo que implica cargar absolutamente primero con la campaña y luego con la Argentina, como por el otro escenario: tener que gobernar otros cuatro años la Provincia pero con Cristina Kirchner lanzando dardos venenosos desde los balcones de la Casa Rosada. De hecho, si ese temor suena exagerado, basta con echarle un vistazo al tratamiento que recibe Vidal en el libro “Sinceramente”, donde la Heidi estigmatizada por Aníbal Fernández aparece ahora como una “virginal” (sic) Blancanieves vs. la bruja que odiaba envejecer y dejar de ser la más bella del reino. Puro Freud.

*Editor ejecutivo de NOTICIAS.

por Silvio Santamarina*

Galería de imágenes

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario