jueves, noviembre 14, 2019

EN LA MIRA DE NOTICIAS | 26-08-2019 13:07

La palabra maldita que persigue a Macri

Cuál es el concepto que lo atormenta desde antes de asumir la presidencia y que hoy su Gobierno trata de exorcizar.

Hay una palabra maldita que persigue a Macri desde que se acercó a la Casa Rosada: “transición”. Y no se la puede sacar de encima.

En realidad, fue el propio Macri el que se metió en el lío eterno con esa palabrita endemoniada. En la campaña de 2015, poco antes del ballottage contra Daniel Scioli, el candidato de Cambiemos pedía una transición ordenada al gobierno kirchnerista, que se resistía a pasarle datos sobre el estado real de las cuentas públicas.

Poco después, cuando ya era presidente electo, padeció las charlas con Cristina Kirchner por el traspaso del mando, que finalmente embarraron la transición. Tanto la embarraron, que Macri tuvo que recibir los atributos simbólicos del mando de manos de Federico Pinedo, que por unas horas ejerció como presidente... de transición.

(Te puede interesar: En Cambiemos, nadie se hace cargo del video de Vidal que se viralizó)

Ya en la Casa Rosada, Macri volvió a enroscarse con la palabra embrujada, al sentirse obligado a aclarar en algunas entrevistas que él no venía a ser un mero presidente de transición entre el kirchnerismo y un futuro gobierno peronista más moderado, cosa que todavía hoy está por verse.

Pero en mayo de 2016, el Presidente escribió una columna de opinión donde reconocía la situación económica difícil: “Sé que esta transición es dolorosa para muchos”, escribía en un diario.

Sin embargo, en su discurso de apertura de sesiones parlamentarias del 2017, Macri aseguró que ya “superamos lo más difícil de esta transición”.

(Te puede interesar: El día que casi se fue Marcos Peña)

Lamentablemente, en septiembre de 2018, cuando trataba de explicarles a los empresarios de la UIA su medida de emergencia de retenciones a las exportaciones, el Presidente se disculpó con el argumento de que “hay una transición que nos toca atravesar”.

Un año más tarde, tras el palazo recibido en las PASO, el candidato presidencial de Juntos por el Cambio y Presidente del Ejecutivo en ejercicio tiene que escuchar a Alberto Fernández decir que: “hay que ayudar a Macri a llevar adelante la transición”.

Para neutralizar esa palabra cada vez más repetida en la opinión pública por estos días, el Gobierno salió a aclarar que no todo está perdido y que hay que esperar las elecciones de octubre, y hasta Miguel Pichetto se esfuerza en explicar que -cito textual- “es una anomalía el concepto de transición”.

A esta altura, ya queda clara la palabra que definirá la era Macri para los historiadores que la estudien en el futuro. Aunque lo que nos importa a todos, en realidad, es saber transición hacia qué y hacia dónde.

(Te puede interesar: Para Carrió, los macristas porteños abandonaron a los del interior)

*Editor ejecutivo de NOTICIAS.

por Silvio Santamarina*

Galería de imágenes

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario