lunes, febrero 17, 2020

SOCIEDAD | 07-03-2019 11:40

Quién es Raúl Velaztiqui Duarte, el hombre que acompañó a Natacha Jaitt

El mánager bajo sospecha. Detalles del hombre que estaba con la mediática durante la noche de su muerte.

Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte tiene 47 años y, hasta hace algunos días, era un simple productor de espectáculos. Pero lejos de los brillos de los shows, su nombre se hizo conocido por ser el que acompañó a Natacha Jaitt al salón de fiestas donde murió. Velaztiqui Duarte, que habría asistido en carácter de mánager de la mediática al salón de eventos Xanadú, en Villa La Ñata, partido de Tigre, fue el único detenido en el marco de la investigación por la muerte de la mujer. Está imputado por falso testimonio. Aunque la familia de Jaitt sospecha que pudo haber tenido una mayor participación en lo que, para ellos, fue un crimen.

Es que en el relato del “product manager” sobre los acontecimientos sucedidos en la reunión, hubo tres contradicciones entre su primera declaración, y la segunda, en sede judicial. Pero las inconsistencias se volvieron más evidentes cuando los fiscales terminaron de revisar las 11 cámaras de seguridad del salón. Allí se descubrió, en primer lugar, que el representante tomó el celular de la actriz y lo colocó en el asiento de su camioneta Fiat Adventure, que lo cubrió con una chalina que había llevado Jaitt, y que esto sucedió minutos antes de que llegara el móvil policial al lugar. Mientras que, en primera instancia, había dicho que no sabía dónde estaba, y luego cambió su declaración y dijo que lo agarró para resguardarlo.

(Leer también: Cómo fueron las últimas hora de Natacha Jaitt)

La segunda contradicción se dio en relación con la posición del cuerpo de la mediática y cómo la vio, lo que no se condijo con las fotos que se exhibieron del cuerpo de la mujer. Primero afirmó que estaba boca arriba, y después boca abajo. El tercer punto que les hizo ruido a los investigadores fue que Velaztiqui Duarte afirmó no haber visto a Jaitt consumir estupefacientes, algo que para ellos es imposible.

Tras conocerse su detención, el hermano de Natacha Jaitt, Ulises, y Alejandro Cipolla, apuntaron contra Velaztiqui Duarte, quien también tuvo inconsistencias al relatar cuándo había conocido a Jaitt. Pero, ¿quién es Velaztiqui Duarte, y por qué hoy es el principal sospechoso para la familia?

“El gordo”, como llaman quienes lo conocen, es profesor de danza, bailarín y es dueño de la productora “Veluarte producciones”, “ show, artistas, eventos”, tal como reza en su página de Facebook. Nació en Paraguay, pero hace al menos 24 años trabaja en la Argentina. En su historial laboral figura haber trabajado para dos sociedades dedicadas al servicio de restaurantes y cantinas sin espectáculos. Además, tal como relata un allegado a NOTICIAS, habría sido peluquero.

Entre algunos de sus espectáculos y eventos que habría producido el mánager, figuran la obra “Madame Tango”, de la vedette y bailarina Andrea Ghidone; un certamen de folklore “Raíces de mi tierra”; la “Copa Latinoamericana de danzas” y una convención de danzas. En 2015, tal como se puede ver en el mismo perfil, tuvo un programa de radio “Divas pero no tanto” con Lissa Vera, ex integrante del grupo pop “Bandana”, y quien quedó envuelta en el caso Jaitt por haber sido el nexo entre el productor y la mediática. Si bien Velaztiqui había declarado que con Natacha se conocían desde hace años, pero se habrían reencontrado el 31 de enero, surgió otra versión sobre que se habrían conocido en el cumpleaños de la ex Bandana, a comienzos de febrero. Al cierre de esta edición, Vera declaraba ante la Justicia.

En la cuenta de Instagram de Velaztiqui, en donde también se presenta como “Youtuber”, se puede observar que el vínculo con Natacha se habría dado en los últimos días. El 14 de febrero, por ejemplo, el mánager subió el primer video con Jaitt, en el que se lo ve manejando junto a la mediática. “Festejando el no San Valentín, estamos perdidas Natacha Jaitt, vos y tu GPS que nos hace ir por la colectora, jajaja” (sic), escribió el hombre. Otro de los videos que parecen ser del mismo día, los muestra, además junto a Vera. “Borrachas en fuga”, escribió él. El 20 de febrero, antes del triste descenlace, volvió a compartir un momento de aquel encuentro, en el que además escribió “#MomentoRaula”, un hashtag que parecía ser de una obra suya, tal como escribió Velaztiqui Duarte en el perfil de su red social. “Con La Raula #MuyPronto”.

(Leer también: Natacha Jaitt: la misteriosa vestuarista vinculada a la AFI habló sobre su muerte)

“No sabía que era conocido de Natacha, y que era amigo de Lissa. Me asombró cuando me enteré porque no me parecía el perfil de amistad que ella frecuenta. Lissa está fuera del circuito de todo lo que hace este hombre. Alejada de todo vicio y toda porquería del mundo. No tenía nada que ver con él”, relata un allegado a Vera, que también conoce al productor. Una fuente que conoció a Velaztiqui Duarte, explicó a este medio sobre su trabajo en el mundo del espectáculo: “Hacía producciones de shows, pero nunca supe cómo era su trabajo en sí. Me llamó hace unos meses para hacer varios eventos, pero no le alcanzaban los presupuestos”.

Según el relato de los testigos, Gonzalo Rigoni; Gustavo “Voltio” Bartoloni; Gaspar Fonolla; y Luana Micaela, fueron justamente los shows el motivo por el cual el productor y Jaitt se habían reunido en Xanadú. “Nos reencontramos hace unos días, el 31 de enero creo, y ahí surgió la idea de hacer proyectos en común, de hacer eventos juntos“, había dicho Velaztiqui Duarte en su primera declaración. En esa oportunidad también había explicado que fue el dueño de un restaurante, un tal Marcelo, el que les había propuesto trabajar junto a Rigoni, ya que con él podrían hacer eventos de mayor convocatoria.

“Es una persona rara. Primero envuelve el celular. Lo más llamativo es que lo esconde cuando arribaba el patrullero. Una de las cámaras no funcionaba y nos hizo perder de vista la manipulación del teléfono. Cuando llega el fiscal (Sebastián Fitipaldi) le pregunta y esta persona dice, 'No sé. Yo la estuve llamando'. Si quería proteger el celular,¿por qué no lo guardó y se lo dio a la Policía?”, cuestiona Cipolla sobre el modo de actuar del representante.

(Leer también: Caso Jaitt: la marginalidad del círculo rojo)

Ulises, por su parte, cuestionó el vínculo entre su hermana y el representante: “Nunca lo vi en mi vida. Mi hermana jamás me lo mencionó”.

Dudas y contradicciones. Ulises Jaitt, en diálogo con NOTICIAS, relató los últimos días de Jaitt, antes de su muerte, y por eso no descarta que haya sido producto de “un vuelto” o “una devolución de tanta gente que ella denunció y expuso”. Antes del trágico final que terminó con la vida de la mediática, quienes la frecuentaban, explicaron que la veían nerviosa, luego de la denuncia que había hecho por una presunta violación. “No te voy a contar ni lo que tengo ni de donde saco porque no te quiero exponer. Si un día me pasa algo, hacete cargo de mi hijo”, le había dicho a Ulises. Tal como describe el joven a este medio, ella presuponía que algo podía pasarle y tenía miedo.

Sin embargo, fuentes cercanas a la Procuración bonaerense sostienen que hay que investigar todas las hipótesis, minimizan las especulaciones sobre un posible asesinato y opinan que se trató de una muerte por ingesta de cocaína.

por Daniela Bianco, Nicole Martin

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario