Martes 3 de agosto, 2021

SOCIEDAD | 08-05-2019 11:51

Mascotas empoderadas: la moda pet friendly

Nuevo sondeo exclusivo de Informe Confidencial, la consultora fundada por Durán Barba, sobre cómo somos los argentinos.

El afán por el cuidado del medioambiente es uno de los valores centrales del nuevo elector. Las ciudades más avanzadas y en las que la gente elegiría vivir se adaptan constantemente en comunidades en las cuales la mayor parte de proyectos de vida no serían válidos para los pensadores políticos clásicos por un cierto vacío de construcción de ciudadanía.

Sin embargo, las ciudades se convirtieron en búsquedas constantes de convivencias en la mayor diversidad y esto no es otra cosa que la idea de que sus habitantes se sientan cómodos, contentos viviendo en ellas. Esto implica no solo simplificar trámites o reducir el tiempo en movilizarse y ser atendidos en sus demandas, o tener recolección de basura específica para separar residuos, eficiencia energética, sino también brindar las posibilidades para que todos puedan vivir su vida de la manera en que elijan.

Por ejemplo, que quien quiera ser vegano, tenga productos a su alcance; quien quiera transitar en bicicleta, tenga sendas adecuadas y lo pueda hacer de manera segura; quien quiera hacer deporte, tenga lugares con comodidades para desarrollar su actividad. En definitiva, las ciudades se vienen transformando en más tolerantes, amigables.

(Leer también: Ciudades del futuro: la movilidad como un eje central)

Uno de los cambios más sensibles tiene que ver con la inclusión de las mascotas en la vida citadina. Ya lo hizo Google en sus oficinas de Silicon Valley, cuando fue la primera empresa que habilitó a sus trabajadores a llevar a sus mascotas al lugar de trabajo. Hoy, son cada vez más las empresas que siguieron esa política empresarial. Los beneficios de estas prácticas, dicen algunas investigaciones, tienen que ver con la reducción del estrés, la adopción de hábitos saludables y la mejora del ambiente laboral. Así, las mascotas, consideradas por muchos como un miembro más de la familia, son incluidas en espacios donde antes era impensado que pudieran estar.

En esta línea, varias ciudades del mundo, incluida Buenos Aires, han adoptado medidas pet friendly en la que los dueños y mascotas pueden compartir tiempo juntos casi en cualquier parte. Por ejemplo, en Buenos Aires, se puede viajar en subte con perros o gatos durante los fines de semana, hay caniles para perros en varias plazas, un registro de paseadores y restaurantes donde admiten mascotas que hasta incluyen menús exclusivos para ellas.

(Leer también: Perros influencers: el nuevo negocio de los famosos)

En nuestro país, de acuerdo con nuestras investigaciones, el 60 % de la gente tiene mascota, en especial los más jóvenes. En la Provincia de Buenos Aires el porcentaje de tenedores de mascotas asciende al 80 %, mientras en la Ciudad de Buenos Aires representan a poco más de la mitad. En todos los casos, vemos una amplia preferencia por los perros en comparación con los gatos. El conjunto del país y la Provincia tienen un comportamiento similar ya que aproximadamente la mitad de sus habitantes prefiere a los perros.

En la Ciudad, la preferencia por los perros es un poco más elevada alcanzando a casi los dos tercios de los porteños. Sin embargo, también hay quienes no les gustan ninguno de los dos y estos se encuentran especiamente en la Provincia de Buenos Aires, donde casi un tercio indica que prefiere no tener ni perros ni gatos.

En definitiva, los datos muestran que los argentinos son lo que en otros países llaman dog persons (personas de perros) y aquellos que prefieren gatos, bueno, son una minoría que de a poco ganará un espacio en el que logre derechos impensables para los cientistas políticos que fundaron las ficciones de las democracias institucionales actuales.

También te puede interesar

por R. N.

Galería de imágenes

Comentarios