SOCIEDAD | 28-06-2019 15:33

El jardín de bronce, ícono del latin noir

Segunda temporada de la serie argentina de HBO que se exporta al mundo. Las claves del éxito contadas por sus protagonistas.

Tras el buen rating que dejó el final de “Game of Thrones”, HBO logró encadenar una serie de éxitos (el regreso de Big Little Lies y el boom de Chernobyl) a los que se apunta “El Jardín de Bronce” la producción original de HBO Latin America más exitosa de la última década.

La trama. La serie sigue a Fabián Danubio (Joaquin Furriel), el arquitecto protagonista del libro homónimo de Gustavo Malajovich. Su hija desaparece sin dejar rastros y él se convierte en blanco de la investigación policial.

En la primer temporada debe sortear ese mundo de oficiales ineptos y corruptos para -con la ayuda del investigador César Doberti, brillantemente interpretado por Luis Luque-, desenredar las pistas que lo lleven nuevamente con ella. La conclusión del primer libro, que de todos modos deja un mar de dramas sin sanar, y una experiencia para el protagonista que lo empuja a convertirse en rastreador de otro chico desaparecido.

(Te puede interesar: Joaquín Furriel: “No tengo miedo de tener miedo”)

La trama rumbea hacia el mundo de las barras bravas, sus negocios y la vinculación con la marginalidad. Y Danubio intenta asistir a esta madre desesperada que siente la culpa de no haber cuidado a su hijo.

Segunda. La segunda temporada de “El Jardín de Bronce” arranca seis meses después de la primera. Danubio recuperó a su hija, pero su cautiverio dejó secuelas. Moira (Maite Lanata) se muestra hermética, y él se embarca en una nueva persecución, un caso que Doberti dejó inconcluso. Con la ayuda de la oficial Blanco (Julieta Zylberberg) intentará ayudar a una madre a hallar a su hijo.

“Hay una transformación en Fabián, de a poco se le va abriendo un nuevo territorio. ¿Qué hacer con este pasado heredado? La herencia de Doberti. No se ve a sí mismo como un inspector, lo tengo en mí imaginario más como un rastreador”, explica Furriel a NOTICIAS. Y así su personaje se adentra en una nueva desaparición.

El jardin de bronce

“El caso de Martín Cosme es la historia de Andrea (Paola Barrientos), pero sigue recayendo en mi el peso de llevar adelante la historia. Al doblar algunas escenas pude ver la serie de nuevo, y siento que esta segunda temporada es más exigente. Hay más mundos. Eso me permite repartir la carga, pero el main plot sigue girando en torno de Danubio y ahora de su relación con Moira”, sigue el protagonista de “El faro de las orcas” y “Las grietas de Jara”.

“El entiende muy bien el sentimiento de esa madre. Y encuentra la pista que dispara esta nueva historia. Lo que hace distinta a esta serie de otros policiales creo que es eso. Una conexión emotiva muy fuerte. Un deber moral. No es que Fabián Danubio va a abrir un consultorio para ser investigador privado. Lo que lo empuja es la memoria de Doberti que está presente. Y ahora Danubio sabe cómo funciona la psicología del rastreador. Y por supuesto vamos a contar un poco más del pasado de Moira con esté sociópata que es Iván Rauch (interpretado por Claudio Tolcachir)”, aporta Roberto Ríos, vicepresidente corporativo para América latina de HBO.

(Te puede interesar: Maite Lanata: “El personaje de Juani me enseñó mucho”)

"El libro de Gustavo (Malajovich) termina con Fabián ya instalado en la oficina de Doberti, dispuesto a convertirse en un investigador. Pero sentíamos que faltaba todavía, no teníamos un personaje que pueda empezar así. Aprovechamos eso que teníamos que contar de Moira para traer un caso que lo foguee y lo convierta, en vistas a una tercera temporada, en un investigador más sólido. Necesitábamos ese escalón", explica Marcos Osorio Vidal, guionista de la serie.

Tercera. Y la serie tendrá una tercera, avalada por el éxito de las dos primeras, no solo en el ámbito local: desde su primer episodio “El Jardín de Bronce” ha tenido muy buenos resultados de audiencia en toda América Latina. Es la producción original de HBO Latin America más exitosa del 2017, seguida por “Chumel”, el late night talk show de HBO realizado en México con Chumel Torres.“Los niveles de audiencia de 'El Jardín de Bronce' en el día de su estreno (los domingos) superaron incluso a los ratings de 'Westworld' en el día de su estreno, en mercados como Argentina, México y Brasil”, explican desde HBO. Además, la serie tuvo un particular éxito en Brasil, donde fue la producción original de HBO Latin America más exitosa de la última década, luego de “El Negocio”, realizada en ese país sobre una agencia de escorts vips. El episodio más visto el día de su estreno fue el episodio el final de la temporada.

“Tenemos un equipo muy capacitado. Son 200 personas y cada uno está en el lugar donde tiene que estar. Es un mecanismo, se piensa mucho para que cada pieza encastre perfectamente, y el trabajo actoral es fundamental. No podemos permitir que cada cual vibre al azar”, explica Diego Andrasnik, director de Producción de Pol-ka Producciones, sobre el porqué del éxito de la serie, un producto realizado con standares internacionales, sobre la base de una historia con elementos universales .

“Es una serie con muchas secuencias complicadas, de filmación y de puesta. En mucha tomas corría al monitor a verlo después del corte. Pero siempre tranquila por el resultado. Cuando vi la primer temporada estaban muy representados los guiones”, apoya Julieta Zylberberg, que encarna a la oficial Blanco.

Personajes. “Es raro decirlo en una serie como El Jardín de Bronce, pero la verdad es que todo el proceso es muy divertido. Y la preparación para el personaje es bastante más fácil porque tenés todos los guiones. Sabes hacía dónde va la historia y en consecuencia sabes qué indicio dar. El laburo de coaching actoral lo hago con lo mi mamá que me ayudó un montón a darle el tono. Porque en mi caso tiene de complejo que es en dos líneas temporales, una parte del pasado que se manifiesta con sus sueños, que son una reinterpretación subjetiva de lo que pasó, y por otro lado el presente y el vínculo con Fabián. En el resultado final creo que se visualiza muchísimo más de ese pasado que estaba poco claro. En cuanto a la relación con el padre... Fabián intenta pero yo nada. Estoy cerrada y lo expreso desde lo corporal”, repasa Maite Lanata en diálogo con NOTICIAS.

Cierre. "Danubio hará un viaje emocional hasta encontrarse con su hija, que si bien está con él físicamente, no lo está espiritualmente. Ella pasó más tiempo con Iván -su captor- que con Fabián. Y es a través de recuerdos y sueños, como se va a contar qué pasó en el lugar en el que estuvo cautiva, algo que se detalla en el best seller de Malajovich pero que en la primera temporada de la serie fue dejado de lado", aporta Marcos Osorio Vidal. El personaje de Lanata “va a intentar dejar ese pasado atrás y enfocarse en se presente, pero hay algo del pasado que vuelve”, según sus propias palabras.

La gran duda es si Moira logra salir del lugar de víctima para ayudar a su padre. “La segunta temporada termina con un arco que hace que yo necesite una tercera temporada”, se suma Furriel.

Y Fabián debe resolver también su vínculo con la policía que encarna Julieta Zylberberg. “Ella tiene un costado muy masculino, pero en contraste ella tiene un lugar bastantes sensible que exterioriza poco. Empatiza con la búsqueda de Fabián y la frustración de no haber encontrado a Moira a tiempo”, sigue sobre su personaje. “Cuando termina la primer temporada ella se pasa a prensa. Pero Fabián le pide ayuda en el caso. A partir de eso ella se sale de los cánones y va mucho más por el costado. Utiliza la institución policial y sus contactos”, narra Zylberberg, contrafigura femenina de Danubio.

“El vínculo afectivo con él no es definitivamente amoroso, pero un poco. Es sufrido para ella, que es muy para adentro y nunca expone nada”, desnuda a su personaje. Un rol que le permite por otro lado jugar las escenas violentas de un policial. “Mucho meterse en el barro o disparando desde el suelo. Yo estoy en Kill Bill”, festeja la actriz de “Relatos salvajes”.

El género, la clave. "Obviamente la primera novela existía y la adaptamos con bastante éxito. Y la segunda temporada es la segunda novela. Y ambas son el trabajo de un genio. Con este título creo que en HBO inauguramos el Latin Noir, vuelta de tuerca a un género que funciona muy bien", sostiene Roberto Ríos, vicepresidente corporativo para América latina de HBO.

"La serie funciona muy bien en todo el mundo. Es un género que es muy popular, y que acá tiene lugar en un universo muy genuino y atrayente que es Buenos Aires, una Buenos Aires menos trillada", sigue el directivo de HBO, que insiste que en cuanto a la trama, la serie tiene un motor muy potente. "El rapto es el mayor miedo de todo padre. Es la peor pesadilla. A Gustavo (Malajovich, autor del libro) le pasó que perdió de vista a su hija en el Subte, y eso le disparó la idea. Es un tema que es muy universal. Se puede adaptar a Londres, París, Estambul... Todos los problemas de la serie, la policía corrupta... son mundiales. La maldad es muy popular...", cierra Ríos.

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario