Viernes 23 de abril, 2021

SOCIEDAD | 14-05-2020 14:21

Clases virtuales: en Argentina, el 37% de los estudiantes no tiene acceso a una computadora

Desde la comunidad educativa alertan sobre las desigualdades de acceso a Internet. Qué muestran las estadísticas del país y el mundo.

Hace semanas, con Gustavo Zorzoli -ex rector del Colegio Nacional de Buenos Aires y referente en temáticas de educación- a la cabeza, se viene alertando sobre la imposibilidad que tienen muchos estudiantes de seguir con sus clases virtuales por la falta de conectividad. De hecho, hubo una petición para que liberen Internet para la comunidad educativa. 

La problemática preocupa a nivel mundial y distintas organizaciones compartieron estadísticas alarmantes. Según la UNESCO, la mitad del total de los alumnos –unos 826 millones de estudiantes– que no pueden asistir a la escuela debido a la pandemia de COVID-19, no tienen acceso a una computadora en el hogar y el 43% (706 millones) ni siquiera tiene Internet en sus casas. 

En Argentina la situación también es compleja en algunos sectores. En una encuesta realizada por UNICEF para medir el impacto de la pandemia en los hogares argentinos, encontraron que el 18% de las y los adolescentes no tiene Internet en su casa y el 37% no tiene acceso a una computadora, notebook o tablet.

Con ese panorama, cobra fuerza el pedido de que liberen Internet para no dejar afuera del sistema educativo a miles de chicos. Incluso, frente a los augurios del ministro Nicolás Trotta, que calcula que se puede pensar una vuelta a clases presenciales recién para agosto, Zorzoli advierte sobre la cantidad de chicos que podrían quedar “analfabetos”. “Está bien lo que se hizo con la clases presenciales, lo primero es la salud. Lo que planteo es que no podemos esperar el famoso pico de una manera neutral ante el problema que se plantea en el plano educativo. Necesitamos recuperar a todas aquellas chicas y chicos que no se están conectando por dificultades de conectividad red, insumos técnicos y espacio en los hogares, más allá de las ganas o la voluntad”, señaló Zorzoli en diálogo con Radio Perfil. Las desigualdades de acceso, además, empeoran en los barrios populares y es por eso que considera que el Estado debe hacerse cargo, dado que Internet hoy es un servicio esencial más. 

Además de la conectividad, otro punto que se debatió es qué nivel de interacción está habiendo entre los chicos y los docentes. En el informe publicado por UNICEF observaron que, si bien en el 81,2% de los hogares los niños, niñas y adolescentes tienen actividades o tareas escolares, el 31% indicó que no tuvo devolución por parte de los profesores de las tareas entregadas y el 23,4% no tuvo contacto.

Estas cuestiones llevaron a crear una Coalición Mundial para la Educación COVID-19, que agrupa a más de 90 asociados de los sectores público y privado y cuyo objetivo es encontrar soluciones universales y equitativas frente a estos problemas. “Estas desigualdades constituyen una verdadera amenaza para la continuidad del aprendizaje en un momento en que se produce un trastorno educativo sin precedentes”, explicó Stefania Giannini, Subdirectora General de Educación de la UNESCO. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Delfina Tremouilleres

Delfina Tremouilleres

Periodista de Información General.

Comentarios