Domingo 26 de septiembre, 2021

SOCIEDAD | 06-08-2020 13:12

Educación: treinta votos de confianza

Para celebrar su tercera década, NOTICIAS entregó becas universitarias junto a UADE.

Cuando en diciembre del año pasado NOTICIAS cumplió treinta años, decidió celebrarlo haciendo carne su eslogan. Aquello de “entender cambia la vida” bien puede parafrasearse como “formarse cambia el futuro”. Por eso, firmó un convenio con la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) para, junto a esa institución, llevar adelante el programa “30 Años, 30 Becas” gracias al cual treinta alumnos con alto potencial académico y necesidades económicas están cursando sus estudios en UADE.

El anuncio se hizo en medio de la gran fiesta realizada por NOTICIAS en el Teatro Colón, donde participaron el presidente de UADE, Héctor Masoero, el director de la Pastoral Universitaria del Arzobispado de Buenos Aires, Padre Guillermo Marcó, y uno de los alumnos del programa, Alan Romero, quien habló en nombre de los becados. Los seleccionados tienen distinto origen, situación familiar e interés académico profesional pero en sus vidas se repite la determinación, el alto compromiso y la decisión de abrirse camino. Una red de contención para ir por más. 

Tres casos. Lucas Arrate (24) está por convertirse en licenciado en Comercio Internacional y, según sus cálculos, a fines de 2021 obtendrá también el título en Administración de Empresas. Ingresó a la universidad en 2017, es parte del Equipo de Básquet de UADE, tiene una Beca Deportiva desde 2018 y desde fines de 2019 forma parte del programa “30 años, 30 Becas” de UADE-NOTICIAS.

La historia de este gualeguaychuense, recibido antes como despachante de aduanas en Entre Ríos, empezó con un traspié: en 2017, a dos meses de empezar la cursada, perdió la beca deportiva que había conseguido porque, en medio de un partido amistoso, se lesionó la rodilla y tuvieron que operarlo del ligamento cruzado.

La rehabilitación le llevó ocho meses, pero sus padres lograron sostener su primer año en UADE. Al siguiente, volvió a postularse y a ganar la beca. Asume que es un esfuerzo doble mantener el nivel académico (con un promedio de 8.50) y competir deportivamente, pero agradece que el básquet le permita estudiar. “Al estar lejos de mi familia, hay días en los que llego de los entrenamientos a las 11.30 o 12 de la noche y me tengo que poner a cocinar y a la mañana siguiente arranco a estudiar súper temprano, pero son todas cosas que te sirven para la vida. Soy bastante exigente conmigo mismo y me gusta progresar”, dice.

Joaquín Catarineu (21) cursa el cuarto año de la licenciatura de Artes Escénicas. Ingresó en UADE en 2017, desde 2018 recibe la Beca al Talento Artístico y a fines de 2019 se incorporó al programa “30 años, 30 Becas” de UADE-NOTICIAS. Forma parte del Elenco de Teatro de la universidad y es uno de los protagonistas de las obras que monta el grupo. Hijo de Camila Balassi, profesora de danza y actriz, y del reconocido Roberto Catarineu, no dudó de que su futuro estaría enfocado a lo artístico.

El punto es que su familia venía atravesando una situación económica compleja que en 2019 se acentuó. “No es fácil pedir ayuda, pero era mi única posibilidad para seguir y la verdad es que me moría de tristeza al pensar en tener que abandonar”, explica Joaquín y resalta que, lejos de la idealización habitual de que “los actores viven muy bien”, deben lidiar con la inestabilidad y falta de continuidad laboral. “Cuando vi que me habían aprobado la beca, me quedé paralizado. En casa lloramos todos porque recibir semejante apoyo fue y es hermoso”. 

Naiara Domínguez Jaschke (21) vive en Quilmes, cerca del barrio de emergencia La Vera. Está en cuarto año del programa conjunto de Política y Administración Pública y Gobierno y Relaciones Internacionales. Desde su ingreso en 2017, sostiene la Beca al Mérito del ciento cincuenta por ciento, pero desde fines de 2019 forma parte del programa “30 años, 30 Becas” de UADE-NOTICIAS. Su padre es chofer de colectivos en la línea 257 y 582 Expreso Villanueva y el único sostén del hogar porque su madre, que vendía viandas, ahora está desocupada.

Este cuatrimestre de cursada a distancia, tuvo que lidiar con que en su casa haya una sola computadora que comparte con su hermana menor. Dice que su sueño siempre fue ayudar. Primero pensó en hacerlo a través de la medicina pero después conoció la carrera de Ciencias Políticas y tuvo la convicción que ese sería el puente. Para sus padres, la palabra “política” sonaba negativa y hasta peligrosa.

Ellos desconocían que fuera el objeto de estudio de una carrera universitaria. Naiara averiguó dónde y cómo podía formarse y se dio cuenta de que el plan de estudios de la UBA estaba enfocado más a la teoría política que a la gestión, como ella quería. La propuesta de UADE, en cambio, era exactamente lo que buscaba. Así que convenció a su madre de que la acompañara hasta esa universidad y las recibió el director de la carrera, quien le explicó a la mujer las posibles funciones de una politóloga.

“La única forma de que pudiera estudiar en UADE era con una beca. Así que cuando me la confirmaron, se me heló la sangre. Soy la primera de mi familia que va a la facultad. No sabés lo orgullosos que están mis abuelos. Si bien mi tía es maestra, nadie había hecho una carrera universitaria todavía. Fue un cambio muy positivo para todos”. Naiara está trabajando su tesis sobre políticas educativas y piensa continuar con una maestría en Educación. Sueña ser parte algún día del Ministerio de Educación y enfocarse en políticas que generen un piso igualitario a nivel nacional. Porque entender cambia la vida y formarse cambia el futuro.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios