Friday 12 de April, 2024

SOCIEDAD | 20-09-2023 07:27

El boom del turismo inclusivo en Argentina

Nuestro país figura entre los más valorados por los viajeros del colectivo LGBTIQ+ y otras minorías. Políticas inclusivas y recorridos.

Hasta hace pocos días un hombre estuvo detenido en una cárcel de Turquía por “parecer gay”. Se llama Miguel Alvaro Pereira, es portugués y viajó a Oriente para conocer. Terminó preso. Hoy, ahora, en 2023, hay todavía 62 países y dos territorios nacionales en los que la homosexualidad está criminalizada y puede terminar en la cárcel o en la muerte, como sucede -por ejemplo- en Irán. Por eso, para los viajeros y viajeras de la diversidad el tema de la seguridad es clave a la hora de planificar vacaciones y paseos. De hecho, según un estudio de Booking.com, ahora 80% de estos viajeros le presta atención a este tema, frente al 65% que lo hacía apenas un año atrás. El florecer de los discursos anti LGBTIQ y de las leyes discriminatorias explica ese temor creciente. 

Argentina, con sus leyes de identidad de género y matrimonio igualitario, se destaca en la región como un país no sólo amigable con el colectivo LGBT sino también como un lugar donde existen propuestas específicas para ese segmento y hasta un programa (Todes bienvenides) que ya capacitó a más de 1.300 operadores de turismo para que la experiencia sea agradable para un colectivo históricamente perseguido y amenazado.

Marchas del orgullo gay en Buenos Aires

“El turismo en Argentina generó 52.000 millones de dólares en el 2022, lo que equivale a casi un 10% del PBI”, explica Gustavo Hani, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT). “El turismo genera trabajo y riqueza, tiene un rol vital en nuestra economía porque dinamiza la economía de ciudades y pueblos”, destaca. Y, en ese sentido, las propuestas turísticas específicamente orientadas a recibir a los y las viajeras de la diversidad cuentan con una ventaja clave: está dirigidas a un segmento que gana, gasta y viaja más que el resto. De hecho, si la comunidad LGBTIQ fuera un país, sería la quinta economía del mundo, con un PBI de US$ 3.600 billones.

Recorridos

Los datos del Observatorio Económico del Turismo LGBTIQ  de Argentina (primer y único observatorio nacional de este segmento en el mundo) confirman el poder económico y también ilustran sobre sus preferencias a la hora de viajar: paseos culturales y gastronómicos, visitas a reservas naturales y salidas a bares y discotecas del ambiente son algunas de las opciones más elegidas. “Además, consultados sobre los atributos más valorados de Argentina, mencionan la calidad de los servicios turísticos, la relación precio-calidad y la posibilidad de conocer gente nueva de la comunidad LGBTQ+. La mayoría de les turistas LGBTQ+ se perciben como turistas de lujo”, precisa el Anuario 2022 del observatorio. 

Marchas del orgullo gay en Buenos Aires

“Somos 6 millones de viajeros de la comunidad a nivel local, y medio millón que vienen de todo el mundo. Y este segmento de viajeros creció 20% solamente en un año”, resume Pablo De Luca, presidente de la Cámara Argentina de Turismo Gay Lésbico (CCGLAR) y quien, desde hace casi veinte años, organiza en Buenos Aires la conferencia internacional GNetwork 360, que se celebró por estos días en el Alvear Icon. Hubo conferencias en lengua de señas, exposiciones de atletas paralímpicos, experiencias de inclusión laboral del colectivo LGBTIQ+ en grandes empresas, una feria de productos y servicios y mucho más.     

Historias

¿Por qué vienen al país los turistas de la diversidad? Muchas personas viajan para participar de eventos específicos como la Marcha del Orgullo (en junio), los juegos LGBTIQ o directamente a casarse. Laetitia Orsetti es una texana de ascendencia francesa que se enamoró de Argentina desde su primer viaje y se quedó aquí para siempre. Ella es la directora de Fabulous Weddings, que se dedica a organizar viajes  de casamiento para personas que –por cuestiones legales- no pueden casarse en sus países de origen pero sí en Argentina. “Vienen de Perú, de Paraguay pero también de Rusia”, cuenta.  

Marchas del orgullo gay en Buenos Aires

La ciudad de Buenos Aires recibe desde hace años a estas parejas, pero también lo hace Rosario y, en breve, también la provincia de Misiones con una propuesta prometedora: el casamiento en la selva. Según cuenta José María Arrúa, ministro de turismo provincial, “recibimos contingentes de personas que vienen desde el Paraguay o de Perú (donde no existe el matrimonio igualitario) y les damos la bienvenida. Hemos capacitado a nuestros operadores turísticos, a la gente de los hoteles y de los parques para que les reciban como corresponde. Y lo bueno de estos viajes de bodas es que activan toda la economía porque hablamos de alojamiento, catering, fotografía, indumentaria y mucho más”, se entusiasma.  

Todas las voces, todas. Cafés, discos y también recorridos por barrios como San Telmo son algunas de las propuestas que esperan a los viajeros diversos en la ciudad de Buenos Aires. Una de ellas es la de Lunfarda Travel, el emprendimiento gestado en plena pandemia y a puro pulmón por la guía de turismo Mariana Radisic Koliren. Harta de que sus superiores le repitiesen durante años que “no había mercado” para las ideas que ella quería impulsar, invirtió todos sus ahorros en una idea más que original: los recorridos identitarios, los paseos recuperando tantas historias perdidas y ocultadas.  

Marchas del orgullo gay en Buenos Aires

“A Buenos Aires le encanta pensarse como blanca y europea, pero es mucho más que eso. La diversidad es riqueza y de ahí también el nombre de esta iniciativa, porque en el lunfardo se mezclan voces del italiano, de los pueblos originarios, de lenguas afro”, aclara. Hoy recibe visitantes sobre todo del extranjero y el paseo afro por San Telmo lo guían personas afrodesciendientes. Está concentrada en que esos paseos temáticos difundan historias pero que también sirvan para crear empleos para la gente del colectivo y para promover a los pequeños negocios de comunidades marginalizadas, no importa si un café o un local de artesanías. “Porque la visibilidad sin prosperidad económica no funciona”, dice convencida.  

La industria de los viajes inclusivos volvió a darse cita en Buenos Aires y de la mano de una conferencia internacional. Fueron cuatro días intensos de escucha y conversación, de datos y relatos, de debates y de bienvenidas auténticas. Según parece, en la ex ciudad del tango y de los compadritos, el arcoíris seguirá brillando como nunca.

por Fernanda Sández

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios