Jueves 6 de octubre, 2022

SOCIEDAD | 23-09-2021 15:55

El porqué del furor de los programas de juegos en la TV

Secretos de un éxito que no pierde vigencia. Agustín "Soy Rada" Aristarán y Pamela David, los nuevos conductores de El Trece y América TV.

Si hay algo que se le debe reconocer a la televisión de aire es su capacidad de transformación. Desde hace décadas se anuncia su muerte: primero con la aparición del cable, después con internet y, más tarde, con el surgimiento de las plataformas de streaming. Sin embargo, sobrevive a fuerza de encontrar o hacer resurgir formatos que captan la atención de las dispersas audiencias. El último gran acierto de las señales fueron los programas de juegos en los que participantes desconocidos o famosos compiten por un premio. El entretenimiento y la compañía son los conceptos que atraviesan la nueva era de la pantalla chica. 

Telefe apostó este año por llevar a su pantalla “Pasapalabra”, el exitoso ciclo que tuvo su lanzamiento en Argentina en el 2001 por Azul TV y que se consolidó en El Trece en el 2016; El Trece lidera el rating en sus respectivas franjas con “100 argentinos dicen” y con “Los 8 escalones del millón”, acaba de estrenar “Match game” y grabó el piloto de “El gran juego de la oca”; El Nueve tiene tres programas de este estilo: “Super, super”, “Está en tus manos” y “La hora exacta”; América TV, que desde hace años se enfoca en el vivo y la actualidad, acaba de lanzar “La ruleta de tus sueños”, la producción con la que Pamela David volvió a la pantalla y con la que la señal espera cautivar espectadores con ganas de contenidos de entretenimiento durante las tardes. 

Marcos Gorbán es productor, director, docente y, entre otras cosas, una de las personas que estuvo detrás de las seis primeras ediciones de "Gran Hermano" en Argentina. Para él, este fenómeno responde a las lógicas con las que trabaja la televisión desde hace décadas y sostiene que hay “oleadas” que se deben aprovechar: “Hay momentos en que funciona el reality, otros, en que la ficción está más fuerte y otros, en los que se imponen las noticias. Estos ciclos tienen que ver con lo que le está pasando a la gente. En el 2002, los programas con más rating eran los periodísticos, pero en 2007 el boom fue de ciclos como el ‘Bailando’, el ‘Patinando’ o el ‘Cantando’”, aseguró. Alineado con el timing del entretenimiento, él también supo subirse al éxito de los juegos y es uno de los que está detrás de “La hora exacta”, el ciclo que conducen Teté Coustarot con Boy Olmi y que combina juegos con historia. 

Como gerente de Contenidos de El Nueve, Diego Toni coincide con esta mirada y asegura que el proceso de reconfiguración de la señal con la incorporación de estos contenidos comenzó hace un año y medio. “Fueron cambiando las formas de consumir televisión. Hoy tenemos cinco canales de noticias y son todos importantes así que cuando querés informarte, vas ahí. Cuando querés ver una serie o una película, tenés las plataformas. Cuando querés mirar deportes, tenés los canales especializados. La realidad es que la televisión abierta quedó como una herramienta de compañía. La gente prende, deja de fondo y se entretiene participando”, sostuvo. 

No solo este punto de vista es compartido por quienes están “detrás” de la industria. Pamela David también cree que este es un momento clave para que estos programas funcionen: “Mi idea de volver a la tele surgió cuando Jorge (Rial) se bajó de ‘Teve nostra’. Empezamos a hablar con Daniel (Vila) y me reuní a tomar un café con Martín Kweller. Él me contó sobre algunos proyectos en los que venía trabajando y me habló de ‘La ruleta de la vida’, un programa que yo había visto alguna vez cuando viajé. Me parecía que estaba buenísimo para que América volviera a tener un espacio de entretenimiento que alguna vez tuvo. Hace algunos años ese lugar lo ocupó (Gerardo) Sofovich, después (Alejandro) Fantino. Me parecía fresco, entretenido y una bocanada de aire positivo para la gente, algo muy necesario hoy”, contó en la semana del estreno. 

Los secretos. En estos programas hay algo que no puede fallar: la conducción. Puede tratarse de un ciclo comprado a una productora extranjera o una creación local, pero en todos los casos el o la conductora debe tener carisma suficiente para que el show funcione. 

Los 8 escalones del millón” tienen al versátil Guido Kaczka como conductor. La producción de Endemol está al aire en el prime time de El Trece, en distintas versiones, desde el 2014. Se trata de un programa de preguntas y respuestas en el que los participantes (desconocidos y famosos) compiten con la esperanza de llevarse un millón de pesos. “100 argentinos dicen”, de la productora Boxifish y con Darío Barassi en una magnética conducción, es la adaptación local del show estadounidense “Family Feud”, donde el objetivo es que los concursantes respondan lo que se supone que respondieron 100 argentinos a esa misma pregunta. Se participa en familia y se pueden obtener hasta $ 50.000. 

El respaldo de las audiencias a estos ciclos hizo que El Trece fuera por una nueva apuesta: “Match game”, también producido por Boxifish y con Agustín “Soy Rada” Aristarán como conductor. Se trata de un ciclo que fue un éxito en Estados Unidos, donde se estrenó en 1962 y se mantuvo al aire por casi seis décadas, replicándose en más de 80 países. El objetivo es que una pareja de participantes haga coincidir sus respuestas con las dadas por el panel, compuesto por famosos, para llevarse $ 50.000. Además, aunque todavía no tiene fecha de estreno, la señal ya grabó un piloto de “El gran juego de la oca”, el clásico de la tevé española de los ‘90 y que ahora podría llegar a la Argentina con la conducción de Laurita Fernández y Fede Bal

Con José María Listorti en la conducción y LaFlia en la producción, uno de los últimos programas de juegos que incorporó El Nueve es “Super, super”, un programa cuya escenografía representa un supermercado y en el que dos equipos deben competir con desafíos entre góndolas y changuitos para llevarse $ 25.000. Se trata de la versión aggiornada de “Clink, caja”, el programa de entretenimientos que popularizó Berugo Carámbula a mediados de los ‘90. Edith Hermida es quien está al frente de “Está en tus manos”, donde dos participantes deben medir su destreza física y estrategia para superar desafíos. El más hábil o ingenioso puede llevarse un premio de $100.000. En “La hora exacta” se ponen en juego conocimientos históricos. Se trata de un típico programa de trivias que combina preguntas y respuestas con informes de cultura general.

En Telefe se mantiene el éxito de “Pasapalabra” que consagró a Iván de Pineda como uno de los conductores más seguidos de la televisión. Se trata de un ciclo en el que los participantes, famosos y anónimos, deben competir en diferentes juegos para llegar a la gran final con “el rosco”. Se trata de un formato que nació en España con el mismo nombre y que se convirtió en un éxito internacional. En Argentina, el último gran pozo  lo ganó un jugador llamado Brian Parkinson en julio del 2021, quien se llevó $1.760.000. 

La ruleta de tus sueños”, el programa que cambió la grilla de América TV, es un formato que nació en Estados Unidos y que tuvo un enorme éxito en España. A diferencia de los otros programas, en este, los participantes compiten para acumular premios y casi nadie se va con las manos vacías. Los concursantes pueden avanzar y abrirse camino adivinando frases célebres, refranes, recetas de cocina o nombres de personalidades. Paola, la ganadora del primer programa, se llevó $79.250 y una bicicleta. 

De vuelta. Los programas de juegos no son un invento del siglo XXI. Por el contrario, prácticamente nacieron con los medios. En 1938, en Reino Unido, se estrenó “Spelling Bee”, un show en vivo de radio y televisión que tenía una duración de 15 minutos. Su presentador, Freddie Grisewood transmitía desde el Palacio de Alexandra cada día a las 10 de la noche y el objetivo era que los concursantes compitieran con celebridades de la época en temáticas de ortografía. 
Con más de un siglo de trayectoria, este formato se expandió por el mundo y nunca murió. Sin embargo, con la transformación del entretenimiento consiguió una vigencia que parecía opacada. Toni, desde El Nueve, insiste en un punto que cada vez es más importante en la industria: “Se sabe que podemos captar la atención durante 1 o 2 minutos, no más que eso. Estos programas permiten que las personas enciendan la televisión, que quede de fondo pero que también se den vuelta y presten atención”, sostuvo. 

Este es el secreto por el que las marcas comienzan a ver, cada vez más, a los programas de juegos como el mejor lugar para auspiciar: en estos ciclos que miran juntos padres e hijos, las marcas ven el potencial de poder alcanzar un target diferenciado casi como en ningún otro espacio. Por su parte, Gorbán insiste en que, por ejemplo, en "La fecha exacta" hay unos 12 minutos de publicidad, un número más que significativo en una industria que está en plena reconversión. 
"La televisión se está reordenando según las demandas de la sociedad. El fenómeno hoy es el de los programas de juegos y sabemos que más adelante puede volver a cambiar. Hoy, en el entretenimiento está la clave de los canales de aire", agregó Toni.

La ola de los juegos está más fuerte que nunca y ahora parece ser casi el único formato que consigue aquello que la televisión siempre había logrado: generar un contenido que sea atractivo tanto para adultos como para jóvenes. El rating acompaña y en las redes sociales estos ciclos se convierten en tendencia cada día. De alguna forma, este formato inventado hace cien años incluyó algo que por estos días iba a ser clave: la participación de las audiencias.

Galería de imágenes

Giselle Leclercq

Giselle Leclercq

Comentarios