Martes 24 de mayo, 2022

SOCIEDAD | 22-01-2022 00:30

Los negocios de Héctor Colella, el hombre de confianza de Alfredo Yabrán

Antes de suicidarse, el empresario pidió que el abogado se quedara a cargo de sus empresas. Actualidad e inversiones en medios de comunicación.

Héctor Colella fue el hombre de máxima confianza de Alfredo Yabrán, al punto de que lo designó como el encargado de continuar sus negocios en una de sus cartas póstumas. A pesar de que a fines de los 90 crecían las sospechas en su contra, el hombre supo reconvertirse, hacer crecer sus compañías y transformarse en uno de los empresarios más importantes de los últimos años.

En la actualidad, Colella está al frente de HC Corporation, cuyo CEO es su hijo, Federico. El holding maneja Ocasa, Adea y Pickit, dedicadas a la logística y a los envíos. Además, en el 2018 compró Staples Argentina, una de las filiales de Staples Inc de Estados Unidos, dedicada a la venta de artículos para oficinas y que, en el país, tiene 19 locales de venta directa al público.

En los últimos años, además, el grupo demostró un particular interés en el sector de los medios de comunicación. En el 2017 se supo que le había ganado un juicio a Cristóbal López y Fabián De Sousa, los dueños del Grupo Indalo, por una deuda de $ 100 millones. El propio Colella confirmó, por aquellos días, que una década atrás había invertido unos 5 millones de dólares en las radios que eran de Daniel Hadad (Radio 10 y las FM Pop, Mega, Vale y One) y que, cuando las señales fueron vendidas, hubo un compromiso de pago por parte de los nuevos dueños que nunca se cumplió.

Sin embargo, ese no fue el único acercamiento de HC Corporation con el sector audiovisual. El grupo tiene un porcentaje menor de Rodeo Entertainment, una compañía de producción en cine y música y que tiene a su cargo el management de artistas como Fito Páez. En el 2018, además, se conoció la noticia de que Colella se sumaba como accionista en Mandarina, la productora de ideas y contenidos para televisión de Mariano Chihade y Mario Cella.

Mucho se especula en el mercado sobre el interés de un megaempresario en productoras de este tipo y más de uno se anima a hablar, en off, sobre la supuesta protección que aportaría este tipo de inversiones. De hecho, también se elaboran hipótesis sobre los supuestos vínculos con el macrismo ya que Chihade, el marido de Mariana Fabbiani, es conocido por su amistad con funcionarios de la gestión anterior. Más aún, en Adea, una de las compañías de HC Corporation, el padre de Carolina Stanley fue director.

Sin embargo, desde el entorno de Colella dicen que el interés del empresario en el sector viene de la mano de su hijo: “Lo de Mandarina es por una relación personal de Federico con Mariano”, aclaran.

por Marcos Teijeiro y Giselle Leclercq

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios